Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Edu Arding

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Edu Arding

Edu Arding

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 02
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    ¿Proceso en extinción?...

    El proceso soberanista catalán es una construcción nueva levantada de forma más bien apresurada sobre la vieja plataforma del nacionalismo, que ya formaba parte del paisaje de esas tierras desde mas allá de donde alcanza la memoria. Cuando se construye rápido, sobre lo ya construido hace tiempo, se corren riesgos, cierto, pero también es verdad que se acojona un tanto a los vecinos, deslumbrados por el lustre y la apariencia, y eso, claro,mola mucho a mucha peña...
    Los constructores del nuevo tinglado han incumplido tranquila y sistemáticamente las normas comunitarias, municipales, autonómicas y estatales de edificación porque han desarrollado un sentimiento bipolar hacia las instituciones que tienen su sede fuera de su edificio: entienden que ellos deben recibir financiación del Estado, pero no que deban rendirle ninguna cuenta de gestión ni cumplir norma o imposición alguna. Están en su edificio y allí se hace la voluntad mayoritaria de los vecinos. Y punto.
    El proceso, en realidad, es como una inmensa cebolla conformada por cientos de capas muy deficientemente pegadas, que ora se desgajan, ora se adhieren de nuevo. Ahora parece que Puigdemont ha puesto un twit a un propio en el que dice que la construcción se les viene abajo, que amenaza ruina total, que les han traicionado los suyos, que sálvese quien pueda; y el país lo festeja o lo lamenta según sensibilidades. Sin duda alguna, este hombre nació para epatar. Hace nada decían que él sólo tenía en jaque al Estado español; y un poco antes, que no era más que un bufón, un títere manejado por muchas cuerdas de diferentes tendencias. Ahora afirman que ha finiquitado su andadura; aunque también hay quien sostiene que es una de sus tretas para desconcertar a su enemigo monclovita... Lo bueno, o lo malo, que tiene una figura con esa vis tragicómica, es que haga lo que haga, o diga lo que diga, siempre habrá quien lo interprete a su propio gusto, provecho o inclinación.
    En fin, sea lo que sea, Dios proveerá, o no, pero a este cronista se le saltan del teclado ideas, sospechas, ocurrencias, teñidas siempre de duda e incertidumbre, propias, por otra parte, de este tiempo de brumas invernales en las que la vista no alcanza mucho más allá de la revuelta del camino y el conocimiento anda algo perezoso... Igual, al final, Cataluña va a resultar ser demasiado pequeña para tantas intrigas, para tanto cambalache. Igual tras las cerradas filas del soberanismo hay demasiadas navajas envueltas en las esteladas. Igual los cultivados líderes de la clase business del independentismo, tan finos estilistas en la dialéctica, tan consumados retóricos cuando quieren, tienen demasiadas facturas sin pagar en los cajones de maderas nobles de los grandes despachos. Igual los viejos republicanos no están por la labor de pagar todo. Igual a los contra sistema se les han hinchado las pelotas de tanto tener por el sistema... Igual mañana la actualidad nos abre una nueva hipótesis en este culebrón que nació por un quítame allá esas causas y un póngame en la balanza esos cupos frescos que ya se los pagaré cuando me pete... De lo que no cabe esperar cambio o mutación, es de la estrategia del timonel de la nave grande. Él a su bola y con su método hasta que la artrosis lo jubile, que no parece que vaya a ser pronto, vista la longitud de su zancada...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook