Blog 
PUNTÁ CON FILO
RSS - Blog de Niel Alvarez

El autor

Blog PUNTÁ CON FILO - Niel Alvarez

Niel Alvarez

- Director, guionista, productor, reportero y colaborador de programas de radio. Comunity Manager en foros durante OT4, GH7, y CINE de Portalmix (Endemol). Colaborador Revistas Digitales.

Sobre este blog de Asturias

Blog de Sociedad, Cultura y Ciencia. Caminando hacia un pensamiento crítico y analítico.


Archivo

  • 11
    Abril
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Televisión ocio programas basura

    DE LOS TEMAS BANALES

    Es menester del humanismo ilustrado hacerse cargo también de las simplezas y pequeñas cosas de la vida, de aquello que aparenta ser banal pero que a su vez forma parte de la complejidad cultural de una sociedad, porque en realidad no hay nada tan simple que no merezca un poco de nuestra atención, de un análisis profundo, de una pequeña reflexión.

    Quizás sea sencillo e irrelevante hablar del espectáculo televisivo de personajes como la Esteban, pero cuando esa simple acción se lleva al debate de las causas por las que una gran parte del share televisivo ve esos programas, de las consecuencias que conlleva que mucha gente se refugie culturalmente en ese tipo de programación, es cuando se comienza a ver la complejidad y necesidad de dicho debate.

    Hace poco el programa de televisión de Risto Mejide, ese de Go Talent final, fue noticia por causa de que "Forocoches" presuntamente boicoteó las votaciones y salió ganador el personaje más mediocre de cuantos pasaron por él, como pasó en su momento con el Chiquilicuatre y así pasará en más ocasiones. Bien, el argumento es banal, carente a priori de importancia y no es merecedor de una sola línea de opinión de quien escribe esto, sin embargo si introducimos la necesidad de un estudio sobre la manipulación mediática en masa, si establecemos las premisas en la discusión del triunfo de la mediocridad por encima de la excelencia, si ahondamos más si cabe y filosofamos sobre la consideración subjetiva del arte escénico, o del triunfo de la excentricidad sobre la normalidad como elemento transgresor de una sociedad lineal o políticamente correcta, quizás esa simplicidad que sugiere un comentario sobre un programa denominado basura, termine siendo el atractivo de cualquier intelectual que se precie, como lo fue por ejemplo en su momento la consideración reflexiva del filósofo Gustavo Bueno sobre el primer Gran Hermano.

    Todo lo que nos haga pensar y reflexionar no es tan simple, y si los actos de personajes como Belén Esteban o Aramís Fuster en TV nos hacen reflexionar sobre la dicotomía entre su aparente estulticia y su inteligencia para mantenerse en programas de máxima audiencia ganándose con ello un buen sueldo gracias a una gran parte de la sociedad, puede darse por bien reflexionado, pues el interés forma parte del estudio de esa ciencia llamada Sociología, que no es poco.

    Es la simplicidad de entendimiento contra la que lucha el pensamiento crítico en primer término y no solo contra la simplicidad argumental en segundo, pues quien entienda mal difícilmente puede argumentar correctamente, y para eso no solo hace falta pensar sino además hay que hacerlo bien.

    Nada en el comportamiento humano es tan simple como para no ser tenido en cuenta al menos una vez, por muy banal que aparente ser.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook