Blog 
TORMENTA DE IDEAS
RSS - Blog de ISABEL

El autor

Blog TORMENTA DE IDEAS - ISABEL

ISABEL

Soy esposa, madre y psicóloga. Me gusta ante todo vivir. La vida es apasionante y contarla a través de este blog, me parece todo un privilegio. Mi prioridad :mi familia;mi adicción: mi trabajo, ese con el que trato de ayudar a encontrar esa luz que muchos necesitamos, a través de las tinieblas. Me ...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog es eso, una tormenta de ideas. Es una técnica que utilizamos en psicología, y en general cuando se trata de encontrar solución a algún problema , tomar decisiones y de alguna manera fomentar la creatividad... Se trata de que salgan todas las ideas que uno tiene, aunque puedan parecer en p...


Archivo

  • 15
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    España bandera DÍA DE LA HISPANIDAD RUPTURA POR CATALUÑA

    MI BANDERA

    Verán, para muchos esta será un artículo facha. Pero no pasa nada, estoy más que acostumbrada a ese calificativo tan rancio. Por otra parte, no acabo de entender por qué a los comunistas no se les llama “rojos” con el mismo desprecio que hablan de los que son de derechas. Y hablo de derechas, no de extrema derecha. La extrema izquierda en nuestro país, sin embargo, campa por sus respetos sin que nadie les increpe en absoluto. Es algo que nunca comprendí. No me gustan los extremos, pero no entiendo por qué pueden pensar que alguien que defiende determinados valores, o principios, que se siente orgulloso de su patria y su bandera, es un facha. No lo entiendo. Bueno, esto es así, que ya me estoy enrollando. Todo esto va de banderas. De la nuestra. De la que se ve últimamente en los balcones, en las manifestaciones multitudinarias de la minoría que se cansó de ser silenciosa y que salió a la calle envuelta en esta tela denostada que nos obligaban a guardar en nuestra casa. Iba yo paseando con mi celta y vio las banderas en los balcones, y ella, como dice la canción que Víctor Manuel hizo para su hija y que yo hice mía, fue fiel a la letra: “Desde el alba dispuesta hasta la aurora, descubres todo y todo te impresiona, del perro hasta la hormiga laboriosa, la vida a veces luz, a veces sombra”. Pues eso, a preguntar todo: ¿y eso, Tata? Eso es una bandera… La nuestra. Y evidentemente ya no dije más. Porque con dos años de nada se iba a enterar, pero nos distrajimos un rato, señalando todas las que encontrábamos por el camino, colgadas de las ventanas, en algunos establecimientos. Pero cómo no, pensé (yo es que pienso mucho) en cómo explicarle a una niña de su edad lo que yo siento cuando la veo. Que hubiera dado algo por jurarla y que lo haré si se me vuelve a dar la oportunidad. Lo que he pasado por ella, porque yo no me dejo manipular, y odiaba que me llamaran facha por llevar una pegatina con mi bandera, porque trataba de explicar que esa bandera es de todos, que el hecho de llevarla en el reloj, en una insignia o sacarla cuando te diera la gana, no quiere decir que seas nazi, ni de ultraderecha, ni nada, quiere decir simplemente que esa bandera representa a un país del que me siento orgullosa, que es la representación de mi patria (otra palabra facha), y que me siento más que orgullosa de ella. Cómo explicarle de verdad la historia de esta España nuestra, que ha sufrido tanto para  llegar a donde ha llegado. Que hay personas que han dado su vida por ella, por lo que representa. Sin ir más lejos, el piloto que orgulloso hizo su demostración el Día de la Hispanidad, que este año tiene mucho más significado que nunca. Porque alguien quiere romper lo que tanto ha costado construir, con tantas muertes, tantas guerras. Y ahora sé que ya no estamos dispuestos. Ahora sé que llevar una bandera, la tuya, la de tu país, no es ser facha, es simplemente ser español.

    MI BANDERA

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook