La Nueva España

El hospital, en lista de espera

La lentísima marcha de las obras del nuevo centro sanitario comarcal, adjudicadas hace casi medio año, genera preocupación vecinal en Mieres

09.04.2008 | 02:00

Hace más de un año que el Principado de Asturias colocó un cartel en el barrio mierense de Nuevo Santullano informando de la construcción del nuevo hospital de la comarca del Caudal. Se ha cumplido casi medio año desde que la Consejería de Salud adjudicó el proyecto y han transcurrido más de cuatro meses desde que el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, colocara la primera piedra del equipamiento. Sin embargo, los trabajos no acaban de arrancar. El lentísimo ritmo de las obras, que se han limitado a una primera preparación del terreno, está en las tertulias de calle.

Mieres del Camino,

José A. ORDÓÑEZ


Las obras del hospital de Mieres parecen estar en lista de espera. Avanzan a paso de tortuga. Éste es el comentario que se escucha entre quienes pasan a menudo por las inmediaciones de la parcela que acogerá el nuevo centro sanitario comarcal, en la vega de Santullano. Lo cierto es que la imagen de la finca ha cambiado bien poco desde que el Principado de Asturias, antes de las últimas elecciones municipales, colocara un gran cartelón informativo sobre el proyecto. El Ayuntamiento de Mieres vendió la instalación del anuncio como el primer paso de tan esperada actuación, por mucho que ésta no fuera adjudicada hasta el pasado mes de noviembre o que el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, no colocara la primera piedra hasta comienzos de diciembre, con un retraso de más de un año sobre las previsiones iniciales. Lo cierto es que el tiempo pasa y la actuación apenas avanza. El comentario está en la calle. De momento, la empresa no ha ido más allá de unas primeras labores de adecuación del terreno. Es un solar. No hay más.


Los retrasos en el inicio de los trabajos y el escaso avance logrado en los últimos meses dan continuidad a la polémica que persigue al proyecto desde sus primeros pasos. Baste recordar que el asunto fue el detonante de la ruptura del pacto de gobierno que mantenían PSOE e IU en el Ayuntamiento de Mieres. El empeño de la coalición en levantar la instalación en Figaredo chocó de frente con la inamovible postura socialista de ejecutarlo en Nuevo Santullano. Las diferencias entre los socios políticos llegaron hasta el punto de que el PSOE decidió la ruptura formal del acuerdo, iniciando una etapa de gobierno en minoría que, a día de hoy, y celebradas unas nuevas elecciones municipales, continúa con unas diferencias de criterio entre las dos formaciones de izquierda que cada día que pasa son más evidentes.


Gispasa, la empresa pública que gestiona los proyectos sanitarios del Principado, ha encomendado las obras del nuevo hospital comarcal para Mieres, Aller y Lena a la unión temporal de empresas (UTE) integrada por Acciona y Ceyd, que habían presentado una oferta de 34.443.087 euros, con una rebaja del 13,89 por ciento con respecto al presupuesto de licitación. A pesar de que los trabajos no acaban de coger velocidad de crucero, el consejero de Salud y Servicios Sanitarios del Principado, José Ramón Quirós, mantiene que el equipamiento estará a disposición de los usuarios dentro de un par de años. Para la financiación de las obras, el Gobierno regional suscribió un acuerdo económico con el Banco Europeo de Inversiones. En concreto, firmó un crédito por valor de 55 millones de euros, es decir, veinte más de lo previsto en el contrato con la constructora, toda vez que se tuvo en cuenta la necesidad de llevar a cabo diferentes obras complementarias, como la mejora de los enlaces o todo lo relacionado con los equipamientos para un centro sanitario que deberá ser el punto de referencia asistencial para los, aproximadamente, 80.000 habitantes de la comarca.


La cúpula de la Consejería de Salud repite una y otra vez que el hospital comarcal de Mieres estará en la vanguardia de los equipamientos sanitarios de la región. Vamos, que sólo podrá envidiar al Universitario Central de Asturias, que en estos momentos está en construcción en Oviedo, eso sí, en una fase muchísimo más adelantada que el centro de Nuevo Santullano. De acuerdo a lo anunciado por Quirós durante una de sus visitas al concejo para presentar los contenidos generales del proyecto, el equipamiento sanitario mantendrá el número de camas del centro actual (181), pero mejorará muy sensiblemente la asistencia, puesto que contará con 77 habitaciones individuales, 74 más de las que dispone el actual hospital, preparadas, además, para albergar una segunda cama en casos de emergencia. La nueva instalación sanitaria dispondrá de 28.163 metros cuadrados y potenciará servicios como el hospital de día y las urgencias, con un total de catorce unidades de observación. El bloque quirúrgico, formado por seis quirófanos, también ganará espacio.


El hospital comarcal actual está ubicado desde hace medio siglo en el barrio de Murias, en lo alto de una colina situada sobre la carretera que va de Mieres a Sama, a tres kilómetros del centro de la ciudad. Se trata de un edificio que no ofrece ninguna garantía de ampliación, por lo que, tras varias revisiones geotécnicas, el Principado optó por construir uno nuevo. Y es que el proceso de reforma de Murias costaría en torno a 29 millones de euros, una cifra bastante aproximada al presupuesto general del equipamiento que, tan lentamente, se construye en Nuevo Santullano

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine