Siero y Noreña

El Cristo de Santana bajará en procesión por la Pola el día de Viernes Santo

El párroco, Sergio Martínez, anuncia el impulso de la Semana Santa sierense durante la celebración que se inició en la iglesia de San Pedro

28.09.2015 | 04:00
A la izquierda, la imagen entra en la calle Santana; arriba, la banda y el coro cantan el himno; abajo, los niños que comulgaron este año salen de la iglesia.

El Cristo de Santana saldrá en procesión en Semana Santa por las calles de Pola de Siero. El párroco de San Pedro, Sergio Martínez, invitó ayer a los cofrades y a los niños que han hecho la primera comunión a participar en una procesión que tendrá lugar el día de Viernes Santo. Lo hizo una vez finalizada la procesión de subida del Cristo de Santana, cuando habían terminado los rezos al pie de la capilla, con la figura del Cristo crucificado presidiendo los oficios.

Pola de Siero no ha tenido hasta ahora tradición de procesiones de Semana Santa, al menos tradición reciente, y sus dos grandes procesiones, eso sí, cada vez más veneradas, son la de la Virgen del Carmen, celebrada el domingo siguiente al 16 de julio, dentro de las fiestas del Carmín, y la del Cristo de Santana, que se celebró ayer. Con esta iniciativa se pretende que la villa sume un acto religioso más a sus actividades del año. Y el Cristo crucificado es una imagen propicia para estas fechas.

La jornada de ayer comenzó con la misa solemne en la iglesia de San Pedro de Pola de Siero, oficiada en este caso por un sacerdote invitado, el sierense Andrés Fernández -párroco recién nombrado de San Lázaro, San Esteban y La Manjoya, de Oviedo- y presidida por la imagen del Cristo crucificado, que había sido bajado en procesión la semana pasada.

Tras la misa comenzó la procesión por las calles de Pola de Siero. La banda de la Asociación Sierense de Amigos de la Música caminó en primer lugar, dirigida por Alfonso Sánchez Peña, y a continuación caminaron los niños que habían hecho este año la Primera Comunión, vestidos con túnicas blancas y portando farolillos con velas.

Detrás participaron en la procesión niños que habían hecho la primera comunión en años anteriores, también portando farolillos y velas pero ataviados con casullas moradas. El mismo color que llevaban los costaleros que llevaban la imagen del Cristo en andas. Tras la imagen, los sacerdotes y los fieles. La procesión recorrió la calle Celleruelo, la plaza de Argüelles, la calle San Antonio y la calle Santana hasta el pie de la escalinata que conduce a la capilla.

Una vez allí se dio la vuelta a la imagen para que los fieles rezasen frente a ella. La banda de música y un coro de feligreses interpretó el himno del Cristo de Santana, compuesto por Ángel Émbil a partir de una letra de José Castañón Barinaga. Andrés Fernández concluyó los oficios con la bendición. Y allí fue donde Sergio Martínez hizo la invitación.

Los costaleros se ofrecieron a salir en Semana Santa y el Cristo tendrá por fin protagonismo esos días. Tras la celebración, la imagen del Cristo fue extraída de las andas y se subió por las escaleras hasta la capilla, en cuyo interior está ya colocada, a la espera de que la vuelvan a sacar el año que viene.

La Cofradía del Cristo de Santana, que preside Virginia Álvarez desde 1979, ha experimentado un importante impulso en los últimos años. Aunque este año ha habido unas veinte bajas por fallecimiento, el número de socios supera los 1.500. "Todos los años se apunta gente, sobre todo gente que viene a vivir a la Pola y quiere unirse a nosotros", asegura la presidenta. Ahora ya tienen un acontecimiento más para sumar a su calendario festivo, que habrá de contribuir, seguramente, a aumentar la gran devoción que despierta ya la imagen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine