Lne.es »

Un pueblo es ejemplar para siempre

Los representantes de poblaciones galardonadas por la Fundación Princesa defienden en Torazu la importancia de la conservación del patrimonio local

19.06.2016 | 05:13

El premio "Pueblo Ejemplar de Asturias", que concede cada año, desde 1990, la Fundación Princesa de Asturias, es una gran oportunidad de desarrollo, pero ese es -o al menos debe ser- sólo el principio de un largo camino. Es la conclusión a la que llegaron los representantes de las localidades galardonadas en la séptima edición del encuentro de pueblos ejemplares, celebrada ayer en la Hostería de Torazo, en Cabranes.

Manuel Corces, presidente de la asociación cultural "Vigueras", de San Esteban de Cuñaba (Peñamellera Baja), primer pueblo que recibió el premio, se mostró como un defensor ferviente de la conservación del patrimonio como el principal valor a desarrollar. "Los pueblos quieren estos encuentros para compartir, para buscar ideas, y es bueno que el premio no se quede ahí, que busquemos más iniciativas", proclamó. A este respecto, propuso la creación de una red de pueblos ejemplares y que en los encuentros se de voz a los que tomen iniciativas para mejorar su valor.

Uno de los ponentes del encuentro que abundó en estas ideas fue Antonio Jiménez Martínez, director gerente de la Fundación Santa María de Albarracín, de Teruel. El pueblo turolense es un ejemplo de aprovechamiento del patrimonio. Albarracín ha conseguido tener cerca de 130.000 visitantes al año. "Hemos logrado posicionarlo como lugar de referencia, y no inventas nada extraordinario. Simplemente tienes un recurso, el patrimonio, y lo activas con la cultura", explicó.

Es, según asegura, la única alternativa para estas zonas,"porque las grandes empresas no van a venir; por la lógica económica y de la producción se irán a los lugares donde hay mejores comunicaciones y mejor localización estratégica", dijo. Y extrapoló su realidad a la de muchos pueblos de Asturias, cuyo o valor es bien patente "Solo tienes que asomarte a la ventana, tienes un paisaje extraordinario que debe conservarse", sostuvo, entendiendo por paisaje no sólo la naturaleza, sino también los conjuntos históricos y los núcleos habitados. "Todo eso tiene que formar una unidad paisajística que debemos saber vender ordenadamente y actuar con ella con todo el respeto y la delicadeza del mundo", añadió.

El alcalde de Ribadedeva, Jesús Bordás, cuya capital, Colombres, fue el último "Pueblo Ejemplar de Asturias", dijo que la localidad ha notado extraordinariamente el impacto del galardón. El Archivo de Indianos, por ejemplo, ha duplicado sus visitas este año. "Y la visita del rey Felipe VI ha generado un bucle de positivismo muy interesante; ya podía acudir el Rey todos los años a Ribadedeva", dijo.

Ahora se trata de mantenerse. "Esto no es el final, y hay que seguir trabajando y generando actividades", agregó el regidor. A su vez, los presidentes de asociaciones de festejos Lidia Martínez y Jesús Vicente González se mostraron dispuestos "a seguir trabajando y aprendiendo en la misma línea, para conseguir que las cosas vayan a mejor".

Por su parte, la directora de la Fundación, Teresa Sanjurjo, anunció que a partir de la próxima semana la web de la Fundación Princesa de Asturias publicará un libro electrónico para conmemorar los 25 años del galardón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine