05 de noviembre de 2016

Pravia llora la pérdida "irreparable" de Luis García Valdés, figura musical clave

"Recuperó el miserere de Viernes Santo y siempre colaboraba en todo", subrayan sus amigos, que destacan su bondad y su conocimiento

05.11.2016 | 04:42
A la izquierda, familiares de Luis García Valdés (en la foto de arriba), recibiendo las condolencias de amigos y conocidos, ayer, en el tanatorio de Pravia.

Pravia despidió ayer a la figura clave en la historia musical del concejo en la segunda mitad del siglo XX, Luis García Valdés. Quien fuera director de la Banda de Música de Pravia y de la Coral Polifónica "Santiago López" y artífice de la recuperación del canto del miserere en Viernes Santo falleció de un infarto, el pasado jueves, a los 86 años en su casa de Prahúa. Una pérdida que llenó de tristeza a los pravianos, ya que García Valdés era una persona muy querida por sus vecinos.

Hasta el último día de su vida sus manos estuvieron pegadas a las teclas de un piano. Sin ir más lejos, el pasado miércoles tocó en la Colegiata praviana en la misa de Difuntos. Y es que si algo destacan del músico praviano es su dedicación y disposición para colaborar en todas las actividades musicales. "Además de ser la persona que recuperó el miserere en 1993, Luis siempre colaboró en todo lo que se le requirió; de hecho, durante cuatro años me ayudó a programar los ciclos de zarzuela", recuerda Valle Iturrate, edil de Cultura. En su opinión, el fallecimiento de García Valdés supone una pérdida "irreparable" para la historia musical del municipio.

García Valdés no tuvo hijos, pero siempre estuvo rodeado de sus seres queridos. Con su prima Maruja Valdés compartía amenas charlas en el salón de su casa, a donde ella siempre llevaba pasteles, chocolate o dulces porque "era muy llambión", detalló sin contener las lágrimas. Fueron muchas las personas que acudieron al tanatorio y al funeral del pianista praviano para darle el último adiós y todos coincidieron en que García Valdés era, ante todo, una buena persona.

Un hombre que dedicó su vida a la música y que consiguió en 1993 recuperar el canto del miserere en Viernes Santo, una composición musical popular del siglo XIX que fue prohibida por el II Concilio Vaticano. García Valdés aprendió la canción con sólo 3 años gracias a su padre, director de la capilla "Santo Tomás", y nunca se olvidó de sus notas. Y es que la Semana Santa era una de las pasiones del músico, llegando incluso a ser pregonero en 2013.

También sus compañeros de la Coral Polifónica "Santiago López" estaban conmovidos por su pérdida: "Estamos obligados a seguir en su honor", asevera el exAlcalde, Antonio de Luis Solar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Centro

Lorca resucita en La Fresneda
Lorca resucita en La Fresneda

Lorca resucita en La Fresneda

El centro cultural de La Fresneda fue ayer escenario de la representación de la obra "La memoria...

´El gran reto de Siero es funcionar como el concejo que es, el cuarto de Asturias´

´El gran reto de Siero es funcionar como el concejo que es, el cuarto de Asturias´

"Entiendo que no ser capaces de alcanzar acuerdos en política es un fracaso; pactar es un éxito...

´La FP todavía es una gran desconocida´, dice el director del IES Villanueva

´La FP todavía es una gran desconocida´, dice el director del IES Villanueva

Los exalumnos polesos animan a hacer estos estudios por sus salidas laborales

Conceyu acepta negociar las cuentas de Noreña al incluir el ´IBI social´

Conceyu Abiertu por Noreña anuncia que iniciará las negociaciones para aprobar el presupuesto...

El conserje arma el belén

El conserje arma el belén

Alberto García instala los nacimientos de los colegios Hermanos Arregui y Celestino Montoto de la...

La Soledad luce de estreno en Lugones

La Soledad luce de estreno en Lugones

La parroquia organiza un besamanos para el domingo con motivo de la presentación de las nuevas...

Enlaces recomendados: Premios Cine