18 de junio de 2017
18.06.2017

Arsenio, en el corazón de Turón

Decenas de personas participaron en el homenaje al fallecido presidente de Mejoras del Valle, que deja una imborrable huella entre los vecinos

18.06.2017 | 04:40
Pepín Pereira entrega a Belén Rodríguez un cuadro de Arsenio Suárez.

Para descubrir que Arsenio Suárez era un símbolo de Turón no hace falta mucha investigación. Y el propio valle mierense se encarga de demostrarlo cada vez que tiene ocasión. El pasado octubre, su prematuro y repentino fallecimiento caía como agua helada en todo el concejo. Y sus vecinos, sus amigos, el valle de Turón y el concejo de Mieres quisieron brindarle un homenaje póstumo, emocionante y vibrante. La familia, encabezada por su viuda, María Belén Rodríguez, y seguida por sus hijos María Belén, Silvia y Arsenio, recibió la tarde del viernes el calor de todo un pueblo.

La emoción fue desbordante desde el primer minuto del acto. Fueron varias las personalidades que quisieron intervenir: la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, y el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, entre otros. También el secretario de Organización de la FSA, Jesús Gutiérrez, estaba entre el público que quiso homenajear a Arsenio Suárez, que llegó a ser edil por el PSOE.

Eso sí, las más emocionantes fueron las palabras de Pepín Fernández Pereira, su gran amigo. Aunque sin compartir sangre, su hermano. Durante su discurso, Fernández, que asumió tras el fallecimiento de Arsenio la presidencia de Mejoras del Valle, recordó cómo ambos refundaron Sotufe o como cualquier persona que necesitaba algo en Turón acababa llamando a Arsenio Suárez. "No fueron pocas las cosas que cuando parecía que no iban a salir, se lograron hacer", recordaba Silvia Suárez.

Todos quisieron tener un detalle con Arsenio Suárez. El Ayuntamiento, la Asociación Mejoras del Valle, la Sociedad Turonesa de Festejos (Sotufe)... La viuda de Arsenio Suárez recibió varias placas, cuadros o fotografías de un hombre que ha dejado huella y un legado que sus amigos y familiares quieren mantener vivo.

No podía faltar en el homenaje el Coro Minero de Turón, que puso mucha emoción en el ambiente cuando interpretó "La Capitana", una canción que de la que Arsenio Suárez era un auténtico fan y que junto a su nieta cantaban muchas noches sobre la cama antes de irse a dormir. El fin de la minería dejó tocado Turón, pero Arsenio Suárez fue una de esas personas que nunca se resignó. Queda mucho por hacer. Arsenio estará vigilando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine