Lne.es »
Montaña Semana Internacional de Gijón

Un invierno entre ochomiles

Álex Txikon relata la dureza de la escalada fuera de la época estival y su nuevo intento en el Nanga Parbat para diciembre

13.11.2015 | 04:23
Álex Txikon, ayer, en la sede del grupo de montaña Torrecerredo.

"He escalado once montañas de ocho mil metros, diez diferentes. En el Sishapagma hice cumbre en dos ocasiones". Álex Txikon (Lemona, Vizcaya, 12-11-1981) comenta con modestia una experiencia al alcance de pocos. El alpinista vasco ha ido más allá. Intentó hace unos meses hacer cumbre en uno de los dos últimos ochomiles no ascendidos en invierno, el Nanga Parbat. Tuvo que dar la vuelta cuando se encontraba a cuatro horas de cumplir con su objetivo, pero no ha cejado en el empeño. El 3 de diciembre volverá a la novena cima más alta del mundo. Proyectos, uno y otro, que expuso ayer al público asturiano durante su participación en la 38ª edición de la "Semana Internacional de Montaña de Gijón", organizada por la Agrupación Montañera Astur Torrecerredo.

"Vas al límite. Es como cruzar el Atlántico a nado. Puede sonar exagerado, pero según qué situaciones, es realmente duro", explica Álex Txikon sobre su último desafío, el de escalar ochomiles en invierno. El vasco integró, junto a Carlos Soria, la expedición a la que, en 2012, en el Gasherbrum, en el Himalaya, acompañó la tragedia. "Fuimos siete y tres se quedaron en la montaña. Ha sido el momento más duro de mi carrera", recuerda sobre los compañeros fallecidos. Un alto precio que no le ha hecho replantearse su compromiso y dedicación a este deporte. "Unas veces estás con más o menos motivación, pero nunca he pensado en dejar la montaña. Es una vida de aprendizaje. Cometes errores y aprendes. Te caes, y te levantas", subraya.

Txikon ha mostrado en Asturias imágenes inéditas de su última ascensión al Nanga Parbat, a partir de los 7.500 metros de altitud. "Ahí es cuando se ve la dureza. Impacta. El año pasado hicimos las cosas bien. Nos equivocamos en el día de hacer cumbre y... Pues hay que volver", comenta. Huye de singularismos, porque "dentro de la montaña hay deporte, y competición, y cada vez se tira más a la competición, al individualismo". Un motivo por que "le digo a la gente que no hace falta hacer escaladas o números estratosféricos. Sólo estar acompañado de buena gente.".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine