Juicio del caso Nóos

El contable de Nóos admite que inflaron facturas falsas

Tejeiro afirma que Urdangarin y Torres cobraban salarios de trabajadores ficticios

25.02.2016 | 17:47
El contable de Nóos confiesa que el objetivo era sacar el dinero \
Play
El contable de Nóos admite que inflaron facturas falsas

El excontable de Nóos Marco Antonio Tejeiro ha asegurado hoy en el juicio por el caso Nóos que entregó a Iñaki Urdangarin y a Diego Torres dinero formalmente destinado a salarios de trabajadores de empresas del grupo que estaban dados de alta pero no prestaban ningún servicio ni cobraban esas nóminas.

"¿Era una forma de ennegrecer el dinero?", le ha preguntado el fiscal al acusado, a quien ha respondido "sí" y ha relatado que emitía cheques al portador para el pago de las nóminas simuladas, extraía el dinero del banco y se lo entregaba en sobres a Torres, su cuñado y titular de la mayoría de esas empresas, y a su socio en el Instituto Nóos, Urdangarin.

De esta misma práctica se habría beneficiado, según Tejeiro, el marido de la infanta Cristina como titular de Aizoon, la empresa que compartía a medias con su esposa, que también tenía en nómina a falsos empleados.

Además, ha indicado que Aizoon había dado de alta en la Seguridad Social a trabajadores que realmente no prestaban servicios para esa empresa, sino que formaban parte del personal doméstico del chalé del barrio barcelonés de Pedralbes donde vivían los entonces duques de Palma.

Estas actuaciones se iniciaron en la época en que Torres y Urdangarin dirigían conjuntamente el Instituto Nóos y continuaron cuando el marido de la infanta había abandonado formalmente esa entidad por indicación de la Casa Real una vez se habían cuestionado públicamente algunas de sus actividades.

En su declaración ante el tribunal que juzga el caso Nóos, donde Torres y Urdangarin se enfrentan a penas que podrían sumar hasta 49 años de prisión, Marco Antonio Tejeiro ha dado cuenta además de la falsificación de numerosas facturas que se intentaron cargar a la Generalitat Valenciana por la organización de unos Juegos Europeos que no llegaron a adjudicarse a la capital levantina.

El excontable, que ha alcanzado un acuerdo con la Fiscalía para que reduzca a 2 años su petición de condena a cambio de su colaboración, ha confesado asimismo que empresas que Aizoon y empresas de Torres cargaban facturas al Instituto Nóos por servicios ficticios para sacar el dinero de esa entidad sin ánimo de lucro. El marido de la infanta habría hecho algunos de estos cargos después de desligarse aparentemente de Nóos.

Además, ha declarado que su cuñado le informó de la creación de una estructura fiduciaria en Belice, con una filial en Inglaterra y cuentas bancarias en Luxemburgo, para "sacar el dinero" fuera de España y ocultar a Hacienda parte de los beneficios económicos del Instituto Nóos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine