El Rey, «primer funcionario del país», también perderá salario

La Casa Real subraya que asume las leyes «a rajatabla» y don Juan Carlos lleva 18 meses sin comprar un traje

30.05.2010 | 12:17
Don Juan Carlos, al recibir el alta en el Hospital Clínico de Barcelona. Don Juan Carlos, al recibir el alta en el Hospital Clínico de Barcelona.

P. Á.

Don Juan Carlos de Borbón también sufrirá los rigores del recorte salarial impuesto por el Gobierno a los empleados públicos españoles. El Monarca es «el primer funcionario del país», declararó ayer a LA NUEVA ESPAÑA un miembro del gabinete de prensa de la Casa Real, quien agregó que todos los trabajadores de la Zarzuela verán rigurosamente aplicada en su nómina del mes de junio la polémica rebaja retributiva impulsada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y luego convalidada en el Congreso de los Diputados.

Las citadas fuentes subrayaron que la Casa Real asume «a rajatabla» -a través del interventor de la propia Casa- las normativas que emanan de las Cortes. No precisaron, sin embargo, la cuantía del recorte de sueldo del Rey.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2010 ya recogían una congelación de la asignación económica (8,9 millones de euros) que don Juan Carlos administra sin rendir cuentas. En los años anteriores se le habían aplicado subidas del 2,7 por ciento (en 2009 con relación a 2008) y del 4,5 por ciento (en el ejercicio anterior). Esta congelación había sido solicitada -según Zarzuela- por el propio don Juan Carlos.

La crisis financiera está pasando factura a muchos niveles. Gonzalo López Larraínzar, sastre del Rey, se queja, en una entrevista publicada ayer por el diario «El Mundo», que uno de sus clientes, integrante habitual de las conocidas listas de ricachones de la revista «Forbes», «me ha mandado 20 trajes en bastante mal estado para que se los arregle».

Según Larraínzar, don Juan Carlos le encargó el último traje a finales de 2008, hace 18 meses. Desde entonces, se limita a enviar sus uniformes «para que les demos algún retoque». La Casa Real explica que la cuantía global que las Cortes aprueban cada año -a propuesta del Gobierno- para el organismo constitucional denominado «Casa de S.M. el Rey», «viene siendo normalmente objeto de una variación anual en línea con la aplicada a los restantes organismos constitucionales».

El Monarca está facultado para distribuir libremente dicho importe, «destinado a subvenir los gastos de funcionamiento y de personal a cargo directo de la Casa de S.M. el Rey, así como también al sostenimiento de su familia». La finalidad de esta asignación consiste en «asegurar que la Jefatura del Estado disponga de una dotación presupuestaria suficiente para que el jefe del Estado pueda desarrollar su labor con la independencia inherente a sus funciones constitucionales».

No obstante, diversos aspectos del funcionamiento de la Casa Real están financiados por distintos ministerios. De esta manera, el personal de alta dirección, de dirección y una serie de funcionarios, así como el personal laboral contratado, perciben sus retribuciones con cargo a la dotación presupuestaria global explicitada anteriormente. Entre tanto, los demás funcionarios de carrera y los eventuales perciben sus retribuciones con cargo al Ministerio de la Presidencia. Los gastos de viajes y visitas oficiales los asume el Ministerio de Asuntos Exteriores, el servicio de seguridad corre a cargo del Ministerio del Interior y los costes de los vehículos oficiales y conductores corresponden al Parque Móvil del Estado (Ministerio de Economía y Hacienda).

Enlaces recomendados: Premios Cine