04 de diciembre de 2017
04.12.2017

La cuenca del Navia estalla contra la mala conexión a internet: "Es algo básico"

"Es imposible fijar población si una compañía no puede conectarse con calidad", aseguran empresarios y asociaciones, que exigen una solución

04.12.2017 | 01:43

En Boal sufren un grave problema de conexión a internet. Empresas, alojamientos turísticos, profesionales, y familias y vecinos en general disponen de una calidad del servicio deficiente, que no cubre todo el territorio y con cortes. Una situación que, señalan, impide desarrollar multitud de actividades en la comarca y que limita enormemente las posibilidades de vida y de asentamiento en la zona rural.

Es por ello que desde el colectivo Foro Boal 3000, y con el apoyo de numerosas asociaciones del concejo, se ha aprobado la redacción de un manifiesto para reclamar una conexión de calidad a la red. Un manifiesto al que ya han anunciado su adhesión colectivos de otros municipios de la cuenca del Navia, como Villayón, Illano y Grandas de Salime, evidenciando un problema que afecta a toda una comarca.

El pasado viernes, y como culminación de una serie de reuniones, se aprobó finalmente el manifiesto en el seno de un encuentro de colectivos promovido por Foro Boal 3000, la asociación que ha liderado esta reclamación. La situación, señalan, es grave. "El problema que hay es que internet es el principal medio de comunicación hoy en día, y si no tenemos una buena conexión es imposible ser competitivos, fijar población ni y acceder a nuevos proyectos emprendedores", explica Verónica Bermúdez, presidenta de la asociación.

Se ha elaborado un estudio de campo sobre el estado de las conexiones en el concejo, del cual se desprende que "aún hay zonas a las que no llega ningún tipo de señal, ni para el móvil", y que en las zonas que sí están conectadas "se da una lentitud extrema y con muchísimas interrupciones, con una calidad de servicio pésima", detalla Bermúdez. Esto afecta sensiblemente a los profesionales, que no pueden realizar su trabajo en condiciones a través de la red, y también, por ejemplo, a los alojamientos turísticos, que sufren problemas para ofrecer conexión a sus clientes y, en ocasiones, hasta para cobrar a través de datáfono.

"Queremos una conexión de calidad y que realmente sea competitiva. No es un problema de pagar o no pagar, porque el precio es el mismo que en otras zonas de la región", afirma Verónica Bermúdez. Ahora se pretende recabar el apoyo de las asociaciones boalesas, confirmar la adhesión de otros colectivos de la cuenca del Navia y luego sumar a particulares y empresas. La solicitud se realiza al gobierno regional y al estatal, "para que se cumplan los compromisos adquiridos en un plan de banda ancha instaurado en 2005", y vinculándola al Plan Nacional contra la Despoblación, puesto en marcha en mayo, y al plan demográfico que acaba de aprobar el Principado de Asturias. "Poder estar en igualdad de condiciones con otros territorios pasa por tener una buena conexión a internet; es algo básico y reconocido a todos los niveles", asegura Verónica Bermúdez.

Uno de los que sufre el deficiente estado de las comunicaciones es Fernando Rodríguez, que regenta un establecimiento en Vega de Ouria. "La conexión aquí es muy mala, y depende mucho de las condiciones meteorológicas; no te responde", dice el empresario, que tiene que indicar a los clientes "que no se bajen películas, porque nos quedamos sin datos". También sufre problemas para hacer una simple transferencia bancaria o para cobrar con tarjeta. "A día de hoy, es tan importante la conexión a internet como el acceso rodado; en general, el mundo rural está en desventaja. Y a los políticos se les llena la boca con lo de fijar población, pero es imposible si una empresa no puede conectarse con calidad. Hay que poner los medios", reclama Rodríguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine