23 de mayo de 2012
23.05.2012

La obra del puerto riosellano permitirá instalar terrazas

La reparación del boquete del muelle, que durará dos meses, no afectará a la campaña de Semana Santa

23.03.2012 | 04:41

Ribadesella, P. MARTÍNEZ


Los bares de la calle Manuel Caso de la Villa, frente al puerto de Ribadesella, podrán sacar sus terrazas durante la Semana Santa y no se verán afectadas por las obras de reparación del boquete que la última riada causó en uno de los muros del muelle. Así lo aseguró ayer el director de Obras Hidráulicas y Puertos, José Javier González, que visitó ayer la zona y explicó que hasta entonces van a «desmontar todas las instalaciones recuperables, los mampuestos del propio muro, que se van a reutilizar, la barandilla, las farolas, todos los elementos que se van a reponer», una vez que la reparación esté terminada.


González explicó que los trabajos, que han sido adjudicados a la empresa Ferrovial Agroman por 200.000 euros, tendrán una duración estimada de dos meses, ya que calculan «mes y medio a partir del lunes siguiente a la Semana Santa». Las obras requerirán que los coches transiten por la zona donde ahora colocan las terrazas los tres establecimientos afectados. «Cuando cortemos el paso a los vehículos que van hacia las casas, lo tendremos que dar por la acera, porque la zona de pavimento va a estar inhabilitada cuando estemos trabajando», indicó González.


La carretera se levantará para colocar una pantalla de micropilotes a la altura de la acera y a continuación se vaciará por tramos cortos, de cinco metros, la distancia que hay hasta el muro afectado por el boquete. Se rellenará inmediatamente para que no haya ningún peligro y «una vez que esté todo rellenado y macizo, se repone el muro de mampostería, se hormigona y se va reponiendo en superficie todo el aglomerado, la acera y todo lo demás», señaló el director de Puertos.


La alcaldesa de Ribadesella, Charo Fernández Román, de Foro Asturias, valoró que las obras del muelle no vayan a perjudicar a los hosteleros en Semana Santa y añadió que «lógicamente, lo que no se puede hacer es perjudicarles en la época en la que se puede ganar un duro, tal y como están las cosas ahora mismo».


Fernández Román -que es además responsable de Turismo- señaló que «la Semana Santa es similar a las dos primeras semanas de agosto y este año, con lo que estamos viendo en la Oficina de Turismo de consultas y reservas de hoteles, hay un bajón muy fuerte, no se puede incidir encima en ese bajón». La Alcaldesa añadió que la de Manuel Caso de la Villa y La Grúa es «la zona de paseo clásica de Ribadesella y no se puede perjudicar a los que pueden ganar algo de dinero». Señaló que tras este periodo vacacional, «los coches tienen que pasar por la acera y hay un cierto perjuicio, pero será el mínimo posible».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine