Lne.es »

El estrechamiento de la N-625 en Cangas de Onís no afectará a la fluidez del tráfico

Comienza la obra para ensanchar la acera frente al "puente romano", que no impedirá ni siquiera que se crucen dos vehículos de 2,55 metros de ancho

01.03.2016 | 10:42
Los trabajos de ampliación de la acera junto al "puente romano" de Cangas de Onís, ayer.

La cuenta atrás para disfrutar de una acera frente al "puente romano" de Cangas de Onís a prueba de "selfies" ha comenzado. Los operarios de la empresa Contratas Moro e Hijo SL iniciaron ayer los trabajos sobre el puente "nuevu", que si las condiciones meteorológicas no lo impiden, estarán finalizados para Semana Santa.

Las obras, que contemplan una ampliación una de las aceras de los 1,90 metros actuales hasta cuatro, no supondrán un impedimento para los vehículos, que podrán circular por la N-625 en ambas direcciones mientras se desarrollen los trabajos. Así lo aseguró ayer el alcalde, José Manuel González Castro (PP) que confirmó que técnicos municipales realizaron un estudio para certificar que la fluidez del tráfico está garantizada también cuando concluyan las obras. Y es que los metros que gana la acera los pierden los dos carriles de la N-625, que pasarán a tener 3,5 metros, cada uno, el mínimo que permiten los responsables de Demarcación de Carreteras. "Nos pusimos en el peor de los casos, es decir, que se de la circunstancia que se cruzan dos vehículos de 15 metros de largo y 2,55 de ancho y el programa informático confirma que no hay problema", explicó el regidor. Aunque fueron tres las empresas que se presentaron al concurso, fue la local Contratas Moro la adjudicataria al presentar el presupuesto más ventajoso, de 80.337.95 euros (con IVA).

La obra, que en realidad cuenta con un plazo de ejecución de dos meses, se financiará gracias a la subvención de 87.371 euros que recibe el Ayuntamiento este año por formar parte del al área de influencia del parque nacional de los Picos de Europa. "El 1 de mayo tenemos que entregar el justificante de que la obra está acabada", aseguró el regidor, que abogó por la ampliación de la acera como medida para aumentar la seguridad de los centenares de personas que a diario visitan el entorno del "puente romano", declarado bien de interés cultural (BIC) y que invadían la carretera para hacer fotos.

La ampliación de unos 125 metros de acera no es la única actuación que el equipo de gobierno de González Castro contempla en la zona. En una segunda fase se procederá a la limpieza del río Sella y saldrá adelante un proyecto botánico en las inmediaciones del edificio de la Casa Riera, ubicado frente al puente y utilizado como Oficina de Turismo de Cangas de Onís. La idea contempla la plantación e identificación de plantas autóctonas del entorno de los Picos de Europa para fomentar el conocimiento de las mismas entre los visitantes.

Sacar adelante el proyecto de ampliación de la acera del puente "nuevu" no fue fácil. En un primer momento se barajó la posibilidad de construir voladizos sobre el río Sella, pero la alternativa implicaba una tramitación mucho más larga y complicada. Se acordó entonces ganar espacio a la carretera, para lo que fue necesario contar no sólo con el visto bueno de los responsables de Demarcación de Carreteras (que rechazaron reconvertir también la calzada de la N-625, colocando adoquín, a la misma altura que las aceras, como suele hacerse en algunas travesías urbanas) sino también de Patrimonio Cultural y del equipo de gobierno de Parres, al lindar el puente con este concejo, que finalmente aceptaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine