Multa de 12.000 euros a una telefónica por incluir a un cliente en una base de morosos

La sanción es la más alta impuesta en Asturias por abusos en los cobros - Un ovetense denuncia que no consigue que le borren de la lista negra

13.12.2013 | 02:04

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Oviedo ha condenado a una compañía telefónica por intromisión al honor al incluir a una clienta en una lista de morosos sin serlo. El fallo judicial obliga a la empresa Vodafone a pagar 12.000 euros a la parte demandante como resarcimiento por los daños morales y también a realizar todos los trámites necesarios para que el nombre de esta vecina de Oviedo, representada por el abogado Alberto Zurrón, deje de figurar en los ficheros de deudores. Se trata de una de las cantidades más elevadas concedidas hasta el momento por un juzgado asturiano por este tipo de prácticas para gestionar cobros.

Los juzgados son cada vez más sensibles a las denuncias de los consumidores y están censurando las prácticas que realizan las grandes compañías para asegurarse un pago que, en ocasiones, el cliente no les adeuda. Dos juzgados de Oviedo también condenaron recientemente en diferentes sentencias a la misma compañía por intromisión al honor al incluir a sus clientes en varios registros de morosos. Los jueces explican que insertar el nombre de un cliente en uno de estos ficheros como método de presión para cobrar un pago "representa una intromisión ilegítima en el derecho al honor, por el rechazo social que actualmente comporta estar incluido en un registro de morosos y aparecer ante la multitud de asociados de estos registros como tal sin serlo". También apuntan que esta práctica "hace desmerecer el honor, al afectar directamente a la capacidad económica y al prestigio personal de cualquier ciudadano entendiendo que tal actuación es abusiva y desproporcionada".

No acatan el fallo

Sin embargo, a pesar de la determinación que muestran los juzgados, en la práctica algunas compañías demandadas no estarían acatando los fallos judiciales, al menos en la parte en la que se les exige que hagan todo cuanto sea necesario por sacar a un cliente de la "lista negra". Es la denuncia que plantea el ovetense Fernando Neira, quien hace más de un año ganó un pleito a la misma empresa por intromisión al honor, tras incluirle en uno de estos registros. La misma sentencia ordenaba a la compañía hacer todas las gestiones necesarias para que esta persona dejase de figurar en un registro de morosos.

"Me di cuenta hace unos días cuando intenté realizar una compra recurriendo a una financiación sin intereses. El establecimiento comercial no autorizó la financiación porque estoy en una lista de morosos", manifestó el ovetense, indignado con la actitud de la compañía telefónica que le incluyó en ese registro porque "se ha saltado a la torera una sentencia firme dictada por un juez".

Sentencias

Práctica habitual

La inclusión de clientes en listas de morosos es una práctica habitual de grandes compañías para cobrar las deudas que estiman pertinentes.

Doctrina

El Tribunal Supremo entiende que la inclusión en los registros de deudores no puede ser utilizada por las grandes empresas para buscar obtener el cobro de las cantidades que estiman pertinentes, amparándose en el temor al descrédito personal y menoscabo de su prestigio profesional y a la denegación del acceso al sistema crediticio que supone aparecer en uno de estos ficheros.

Fallos

Los jueces asturianos son sensibles a este problema y están fallando a favor de los consumidores.

Incumplimiento

Un ovetense denuncia que a pesar de un fallo a su favor sigue en una lista de morosos.

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine