Lne.es »
Ruta por el Triguero

De paseo por el Torreón de Breza

28.11.2015 | 05:02
Arriba, panorámica desde el Torreón. En el centro, el Pico. Sobre estas líneas, prados a lo largo de la ruta.

El Torreón de Breza, también conocido como el Triguero, es una montaña situada en el extremo meridional de la sierra de Peña Mayor, sobre la divisoria de los municipios de Nava y Laviana. Con sus 1.289 metros representa la máxima cota de Peña Mayor. Se extiende en sentido Norte-Sur en 7,5 kilómetros. La encadenan un rosario de cimas como el Jueyu, Fueyu, Ortigal, Texiu, Llagos y Triguero. Ofrece vistas de los Picos de Europa y la rasa

Para acceder a desde Nava se coge la carretera que va a Bimenes, tomando en Rozadas la carretera local, a la izquierda, que llega a Melendreros, desde donde a través de una pista hormigonada se llega al refugio de Fayacaba

Al llegar a la pista descendemos por ella unos metros hasta llegar a la collada de Lagos, donde sale un sendero a la izquierda que se introduce en una zona arbolada, al salir de ella estamos en una pequeña vaguada tapizada de acebos y tejos, donde debemos girar a la derecha, y dirigirnos a la cumbre del Pico Triguero.

La cumbre más alta de Peñamayor. El Pico Triguero es la cumbre más alta de la Sierra de Peña Mayor, con vértice geodésico y buzón de cumbre, sobre las praderías de Collado Breza. El nombre de Triguero parece venir del cereal que se sembraba en sus laderas, y desde la que tenemos una excelente vista por todos los lados.

El Triguero eleva su cúpula calcárea por encima de este bello paraje, dominando una buena parte de la sierra de Peña Mayor y los términos territoriales del Nalón. Al lado mismo de su vértice contemplamos las panorámicas sobre un amplio horizonte que abarca desde los Picos de Europa hasta la rasa costera.

Desde la cumbre se nos presenta una bonita alternativa para retornar al punto de partida, la cual nos obliga a descender por la vertiente oriental de la montaña hacia la campera Breza. Situada en la base del pico, Breza es hito importante de la ruta y constituye de por sí la atalaya más vistosa de Peña Mayor.

En el caso de no querer bajar a Breza debemos retornar por el mismo camino, habiendo hecho 5 km en cerca de dos horas de recorrido Si queremos volver por otro recorrido seguimos un corto trecho por la línea de cumbres hasta dar vista a las cabañas del Collado Breza, donde empezamos a bajar por la pendiente ladera en busca de las cabañas, que bordeamos por su izquierda.

Descenso por la vega de Anes. Aquí se encuentra un rudimentario bar con su albergue que se encuentra abierto todos los fines de semana. Desde aquí giramos a la izquierda para iniciar un descenso por la vega de Anes a través de los pastos que quedan a la derecha, por la zona de El Treme.

Llega un momento en que nos encontramos con una zona bastante encharcada, donde debemos dirigirnos hacia la izquierda para cruzar el reguero de la Muriosa, que nace bajo el collado Breza. Ahora se inicia un ligero ascenso adentrándose en un bosquete, dejando a la izquierda unas hondonadas. Es un tramo corto que, enseguida, nos deja en las praderas.

Subimos por ellas un pequeño trecho para descender, al otro lado, a la majada Anes. Continuamos el descenso por la pradera hasta otro bosquete. Lo cruzamos y emprendemos una larga subida, por el tapiz herboso que cubre toda la ladera hasta alcanzar la majada Cobayu (1018 m), donde hay una moderna cerca de ganado (seleccionar, vacunar y embarcar el ganado), desde aquí si echamos la vista atrás vemos al Collado Breza y a la cumbre del Triguero a su derecha.

En este punto tenemos dos opciones para continuar la ruta. La primera consiste en continuar por la pista, cruzamos después un arroyo y, en llano, seguimos hasta la majada Espines, situada a la altura del pico Fueyu, donde encontramos algunas casas arregladas con fines turísticos al igual que en Ortigosa, medio kilómetro más adelante.

Seguimos dejando el Pico Redondo a la derecha hasta llegar a un cruce, donde debemos seguir hacia la izquierda bordeando los contrafuertes septentrionales de Peña Mayor ascendiendo ligeramente en busca del Collado Orosu. Llegamos a la collada Orosu ,a nuestra derecha se sitúan los prados de La Campa y sobre ellos se posan los espolones calizos del pico Orosu en cuya cima se levanta una caseta de la guardería forestal. Aquí podemos seguir dejando la pista, para lo cual descendemos un poco hasta llegar a la traída de aguas de Gijon, la cual seguimos unos cientos de metros hasta dar vista al albergue de Fayacaba. O bien seguir por la pista hasta el albergue de Fayacaba.

La segunda opción consiste en dejar la pista introduciéndonos en el monte a través de una zona donde el matorral bajo, las peñas, las espineras y los tejos salpican la pradera. Según vamos ascendiendo nos introducimos en un bosquete. Aquí el sendero se pierde, debiendo buscar el mejor camino el cual va ligeramente escorado a la derecha.

Se llega a una zona casi llana que deja a la derecha el Pico la Vallinona, la cual atravesamos en busca de la otra ladera de Peña Mayor. Se llega a una pequeña hendidura en la roca donde vemos debajo de nosotros la pista por donde ascendimos y a la derecha el albergue. El sendero desciende hacia la pista, y a l llegar a ella se gira a la derecha para concluir en el Albergue de Fayacaba.

Partida desde el albergue de Fayacaba. Iniciamos el recorrido a los pies del albergue de Fayacaba que se encuentra a los pies de los picos Peña Mayor y Xerrón de Espines. A la izquierda vemos el albergue de Fayacaba en medio de la praderia con dos fresnos delante de él. La ruta toma dirección sur siempre llevando a la izquierda la mole de la sierra de Peña Mayor y a la derecha varios prados cerrados cercados con árboles, compartiendo recorrido con el GR 109 y con el Pr As 140. Se sigue el camino ascendente hasta que entramos en una pequeña zona arbolada. Según vamos ascendiendo va apareciendo a nuestra espalda la planicie de Oviedo salpicada por innumerables pueblos, así como al oeste la Sierra del Aramo

Ascenso al pozo Funeres. Al cabo de 1, 5 kilómetros encontramos una desviación donde se encuentra una señal. En este punto donde se desvía del GR 109. Cogemos el camino de la izquierda que asciende hacia el Pozo Funeres. Desde aquí podemos contemplar al fondo sobresalir la mole de Peña Mea y contemplar en todo su esplendor la Cordillera Cantábrica sobresaliendo las Ubiñas, Peña Mea, El Pico Tres Concejos,. A la derecha vemos debajo de nosotros una pequeña área recreativa donde podemos parar para reponer fuerzas. Vemos por debajo del pico redondo de la derecha una pista que nos conduce a la Faya de los Lobos punto de union con la carretera que une Bimenes con Pola de Laviana. Seguimos por la pista donde pronto llegamos a un bar y al final de la pista el Albergue Jose Mata, que debe su nombre al comandante Mata, socialista que después de la guerra Civil con una buena parte de sus hombres se refugió en las montañas asturianas, pasando a formar parte de los "fugaos", o "guerrilleros" . Seguimos de frente introduciéndonos en una pequeña vallina a cuya salida entramos en las praderas de la Campa Gues.

Escenario de crueldad. Giramos a la izquierda y ascendemos hacia la parte alta, donde nos encontramos una cabaña, desde la que parte una pista que va paralela a la línea de cumbres, y que nos conduce al Pozo Funeres al pie de un tejo. El 13 de abril de 1.948, fueron arrojadas a su interior unas veinticuatro personas. Algunas permanecieron vivas varios días, ya que se escucharon lamentos de agonía. Los verdugos hicieron estallar, entre moribundos y cadáveres, cartuchos de dinamita y arrojaron gasolina que las explosiones se encargaron de incendiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine