"El club debería reabrir la residencia de Mareo"

16.09.2015 | 04:06
Alejandro Murias, con su carné de abonado del Sporting.

La mayor alegría: El ascenso con Manolo Preciado.

El mayor disgusto: El último descenso a Segunda División.

El jugador que le marcó: Roberto Fernández, el portero. Jugué muchos años de portero y por eso me siento identificado, además creo que fue uno de los artífices del ascenso logrado en la temporada 2007/2008.

Por un éxito de su club sería capaz de: De ir andando a Lugo, que es lo que vamos a hacer el mes que viene. Fue una promesa que hicimos cuando logramos el ascenso. Iremos 16 personas, aprovechando las fiestas de San Froilán.

La mayor locura: Tirarme al río Monjardín de Vegadeo el día del ascenso. Es el río que pasa delante del bar El Ferial donde tiene sede la Peña Sportinguista de Vegadeo.

Un sueño: Jugar la Champions.

La alineación ideal con los jugadores que conoció: Ablanedo, Redondo, Cundi, Maceda, Nikiforov, Cases, Hugo Pérez, Diego Castro, Cheryshev, Quini y Lediakhov.

Cuántas discusiones tuvo por el fútbol: Tengo varias por día, sobre tácticas, arbitraje?sobre todo por cosas relacionadas con el Sporting.

El día que perdió los papeles: Hace tres años cuando perdimos en casa ante el Zaragoza por un arbitraje nefasto. Me cabreé mucho.

¿Qué le diría al eterno rival?: Que se tranquilicen y no tengan prisa, que con el tiempo todo llega. La verdad es que me gustaría que subieran para volver a enfrentarnos.

Una sugerencia para mejorar su club: Habría que seguir con la política de austeridad y tirando de la gente de la casa. También deberían volver a abrir la residencia de Mareo para que se puedan quedar allí los chavales y formarlos bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine