La otra magia del fútbol

Meré, Lora, Isma López, Carmona, Whalley y Viguera ejercen de Reyes Magos para los niños ingresados en Cabueñes

05.01.2017 | 03:58
La otra magia del fútbol

El Sporting realizó ayer la tradicional visita a la planta de Pediatría del Hospital de Cabueñes. Los rojiblancos Lora, Carmona, Meré, Viguera, Isma López y Whalley se adelantaron a la llegada de los Reyes Magos y obsequiaron con bufandas, fotografías y otras enseñas rojiblancas a diez de los pequeños que se encontraban ingresados en el centro gijonés. La visita se convirtió en un estímulo para los niños, ilusionados ante la oportunidad de tener cerca a los futbolistas. También lo fue para los propios jugadores, que terminaron recibiendo el ánimo de varios críos que, además de mostrarles su convencimiento en que lograrán la permanencia, les trasladaron su deseo de que ganen en la visita del sábado a la Unión Deportiva Las Palmas.

"Ha merecido la pena esperar un poco más para poder verles". Blanca Garrido iba a recibir el alta a primera hora de ayer, tras despedir el 2016 y recibir el año nuevo ingresada en el Hospital de Cabueñes. Sin embargo, la noticia de que pasado el mediodía una representación de jugadores del Sporting visitaría la planta de Pediatría, le llevó a consultar si cabía la posibilidad de aguardar unas horas más para poder recibir a sus ídolos. "Le gusta mucho Lora y precisamente él fue el primero en entrar en la habitación", comenta su madre, Ana Rodríguez, orgullosa por volver a ver la una amplia sonrisa dibujada en el rostro de Blanca.

"Se van a salvar", afirma Daniel Antuña, que espera a los futbolistas con su camiseta del Sporting "y la de mi hermano Iván", a los pies de su cama. "Es para que se la firmen", comentan sus padres, Rubén y Elena Antolín, mientras extienden en el cabecero una bufanda rojiblanca que también han traído de casa. "Creo que se van a salvar", detalla el gijonés, que a sus cinco años tiene claro que el equipo conseguirá continuar en Primera División. "Pues tienes que decirles que empiecen a ganar ya", le comentan sus progenitores, respondida con una pícara mirada del crío.

"Llevamos muchos años desarrollando estas visitas y es siempre una alegría para los niños", explica Andrea Cuesta, supervisora de la planta de Pediatría. Ella, al igual que viene sucediendo durante los últimos años, fue una de las encargadas de recibir a la expedición rojiblanca. Teresa Cuevas, directora de Enfermería y Clavel Arce, directora Médica, también acompañaron a los futbolistas y agradecieron su presencia. En días impregnados por la ilusión de unas fiestas navideñas que se culminan con la llegada de los Reyes Magos, el Sporting contribuyó a mantenerla a través de la otra magia que el fútbol genera entre los niños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine