29 de septiembre de 2016
29.09.2016
Lne.es »

Huye a pie en Pola de Siero tras cometer cuatro robos y estrellarse

El coche del ladrón quedó empotrado contra un edificio cuando intentaba escapar de una patrulla de la Policía Local

29.09.2016 | 01:42

El Cuerpo Nacional de Policía está tras la pista de un hombre que perpetró varios robos (unos fueron intentos que no cuajaron y otros sí los consumó) en la Pola en la madrugada de ayer y se dio a la fuga a pie tras estrellar su vehículo en la calle Santana de la capital sierense.

Según las descripciones que se han facilitado, se trata de un hombre de entre 30 y 40 años de edad, de etnia gitana y de una estatura aproximada de 1,70 metros.

Los robos comenzaron en torno a las cinco de la mañana. El ladrón trató de entrar en dos establecimientos hosteleros de la calle Florencio Rodríguez de la Pola, pero en ambos terminó por desistir después de que saltasen las alarmas antirrobo.

Sí logró entrar en una peluquería de la misma calle, donde sustrajo numeroso material: cajas de crema, mascarillas, espuma para el pelo, muestras de colonia y dos máquinas para cortar el pelo, entre otras cosas.

El ladrón se dirigió después a la plaza de Les Campes, donde intentó entrar a robar en otro establecimiento hostelero. El hombre iba ataviado, según los testigos, con un chaleco azul y una capucha de color gris.

La Policía Local recibió el aviso de su presencia en la plaza de Les Campes y envió una patrulla, que localizó al hombre conduciendo un vehículo marca Seat Ibiza de color blanco en el cruce de la plaza de Les Campes con la calle Inocencio Burgos y Corporación.

El presunto ladrón, al percatarse de la presencia de los agentes, realizó una maniobra agresiva y se dirigió hacia la calle la Soledad. Ése fue su gran error, porque la calle estaba cerrada debido a las obras de rehabilitación que allí se realizan, y finalmente se estrelló contra una de las vallas que cortan la vía y también contra un edificio, donde el coche quedó empotrado y prácticamente inmovilizado.

Esto no fue impedimento para que el ladrón siguiera adelante en su intento de huir. El hombre salió rápidamente corriendo del vehículo y, cruzando un pasadizo del edificio donde quedó empotrado, entró al interior de la manzana y los agentes lo perdieron de vista.

Por suerte, aunque el ladrón todavía no está detenido, la Policía Local pudo recuperar todo el material que había robado en los diversos establecimientos polesos, y que permanecía depositado en el vehículo en varias bolsas. La Policía Nacional trabaja en la identificación del ladrón para proceder a su detención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine