Amarre final del "Príncipe de Asturias"

El portaaviones, antiguo buque insignia de la Armada española, sale a subasta para desguace por 4,8 millones de euros tras cumplir 25 años de servicio

18.12.2015 | 17:42
Amarre final del "Príncipe de Asturias"

El portaaviones "Príncipe de Asturias", antiguo buque insignia de la Armada española, que fue dado de baja en diciembre de 2013 al haber cumplido 25 años de servicio, ha salido ya a subasta con un precio inicial de algo más de 4,8 millones de euros.

El Ministerio de Defensa publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el anuncio de la subasta pública del portaaviones, que desde que fue dado de baja ha sido sometido a un proceso de desarme, y la empresa que gane la puja procederá a su desguace definitivo. Las compañías interesadas tienen dos meses para pujar.

El "Príncipe de Asturias" tiene una eslora de 198 metros y un desplazamiento de 16.700 toneladas. La cubierta de vuelo mide 175 metros de largo por 29 de manga, y cuenta con más de 5.000 metros cuadrados para operar las aeronaves (podía embarcar hasta 25).

La Armada se vio obligada a dar de baja el portaaviones porque, tras 25 años de servicio, requería una renovación urgente cuyo coste podía ascender hasta los 150 millones de euros. Dado que este tipo de buques no suelen tener una vida superior a los 30 años, la operación resultaba demasiado costosa como para mantener el barco sólo unos años más. Aunque desde la Armada se aseguraba que, oficialmente, no se recibieron ofertas para la adquisición del buque, el año pasado sí que hubo algunos países interesados. Fue el caso de Angola, si bien finalmente llegó a la conclusión de que le resultaba inviable tanto mantener como operar el portaaviones. Su dotación es de unas 600 personas y no todos los países cuentan con una plantilla en su Marina suficiente para mantenerlo operativo.

La desmilitarización del buque -que se ha llevado a cabo en el arsenal de Ferrol- no implica que todos sus componentes hayan sido descartados. De hecho, muchos son de utilidad y pueden ser reciclados para otros buques de la Armada, como los equipos electrónicos, sistemas de comunicaciones o elementos de energía y propulsión como motores o turbinas. Después de que se diera de baja el "Príncipe de Asturias", el buque insignia de la Armada pasó a ser el "Juan Carlos I", el mayor barco de guerra construido en España. Tiene 231 metros de eslora y una autonomía de 9.000 millas a 15 nudos, pero es mucho más fácil de operar que su antecesor. Ya sólo la dotación dice mucho de cada barco: mientras que el primero empleaba a casi 600 efectivos, su sucesor no llega a los 300.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine