El Caravaggio que salió de un trastero llama a la puerta de los museos

13.04.2016 | 04:12
"Judith decapitando a Holofernes".

La controversia que rodea siempre a las obras atribuidas a Caravaggio empapa a un cuadro encontrado hace doce años en un trastero de Toulouse (Francia) y cuyos propietarios presentaron ayer en París acompañado de un racimo de indicios y peritajes que apuntan a su autenticidad.

Mostrado por vez primera a la prensa, el cuadro, un óleo sobre lienzo de 144 por 173,5 centímetros, representa a "Judith decapitando a Holofernes" y tiene por delante camino para demostrar que salió de los pinceles del lombardo. Eso cambiaría la vida de esta tela encontrada en 2004 en un falso techo de un trastero, cuando los propietarios de una casa se vieron obligados a cerrar una fuga de agua. Pese a que el estilo y la temática apuntan a que se trata de un Caravaggio, el pintor lombardo nunca firmaba sus cuadros y su obra fue objeto de infinidad de copias, lo que dificulta siempre la atribución de las mismas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine