La boda del año calienta motores en Granada

El multimillonario Alejandro Santo Domingo y una hija del duque de Wellington se casan el próximo mes en Íllora, donde la familia de la novia posee un palacete

17.04.2016 | 05:51

Íllora, una localidad granadina de 10.000 habitantes, cuenta los días para la boda del año, el próximo 28 de mayo. Ese día, la finca del duque de Wellington, Charles Wellesley, conocida como la Torre de los Ingleses, se convertirá en centro neurálgico de la "high society" para acoger el enlace entre lady Charlotte Wellesley, cuarta de los cinco vástagos del noble británico, y el archimillonario empresario colombiano Alejandro Santo Domingo, coheredero de uno de los grandes imperios financieros mundiales y tío de Tatiana, mujer de Andrea Casiraghi y nuera de Carolina de Mónaco.

Así que la alta nobleza, casi realeza, ya que la madre de la novia es la princesa Antonia de Prusia, se unirá a la aristocracia económica, un gran festejo que comenzará con la ceremonia religiosa -católica con presencia de un obispo anglicano- en la iglesia de la Encarnación y que ha revolucionado a vips europeos y americanos, que sueñan con una invitación para la fiesta.

Los habitantes del pueblo se conforman con ser contratados como camareros para la fiesta, que tendrá lugar en la llamada Torre de los Ingleses, el palacete con finca de caza que las Cortes de Cádiz regalaron a Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, por su papel en la Guerra de la Independencia y su victoria definitiva ante Napoleón en Waterloo. El militar también recibió los títulos de duque de Ciudad Rodrigo y vizconde de Talavera, con Grandeza de España. Además, sumó a su patrimonio dos fincas en Granada: 1.500 hectáreas en el Soto de Roma (Fuente Vaqueros, pueblo natal de Federico García Lorca) y 1.000 en el Molino del Rey (Íllora). Y allí, en una especie de punto medio entre Manhattan y Londres, será donde el codiciado soltero Alejandro Santo Domingo, despose a Charlotte Wellesley, una perfecta lady inglesa educada en Oxford, que trabaja como asistente del fotógrafo de moda Mario Testino. Los Wellesley son cercanos a la familia real británica. El príncipe Carlos, heredero del trono, acude a cazar en Íllora y llegó a salir con lady Jane Wellesley, tía de Charlotte, en 1978, tres años antes de casarse con lady Diana Spencer.

Lady Charlotte, que habla castellano, con acento andaluz, también presume de abolengo por parte materna. Su madre es la princesa Antonia de Prusia, bisnieta de Guillermo II, el último emperador de Alemania, así que está emparentada con casi todas las monarquías de Europa, ya que el emperador era el nieto mayor de la reina Victoria. La princesa es también nieta de Rupert Guinness, segundo conde de Iveagh y miembro de la mundialmente conocida familia de fabricantes de cerveza, el mismo negocio con el que los Santo Domingo forjaron su fortuna.

La fiesta de compromiso se celebró el pasado mes de febrero en la capilla del hotel Santa Teresa, en Cartagena de Indias. No faltó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que también está convidado a la gran boda española. Carolina de Mónaco y el príncipe de Gales también figuran en las selectas quinielas de invitados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine