02 de julio de 2016
02.07.2016

Stephen Hawking, acosado

Una mujer estadounidense que planeaba acabar con la vida del científico fue detenida en Tenerife, donde el catedrático participa en el Festival Starmus

02.07.2016 | 05:59
Stephen Hawking, custodiado por la Policía en el festival.

Un Juzgado de Arona (Tenerife) ha condenado a cuatro meses de prisión a la mujer detenida en la isla por acosar al científico Stephen Hawking, que estos días se encuentra en un evento científico cultural acompañado de personalidades de la música y otras disciplinas como la literatura o la astronomía. La mujer se declaró culpable de un delito de amenazas.

En un juicio rápido celebrado ayer por la mañana, la jueza ha concedido a esta mujer la suspensión de la pena de cárcel por no tener antecedentes penales, pero le prohíbe acercarse a Hawking a una distancia inferior a 500 metros y también comunicarse con el científico por cualquier medio durante un periodo de ocho meses. Según la Policía, esta ciudadana estadounidense, de 37 años, perseguía a Hawking "por todo el mundo" y en los últimos días había enviado amenazas al correo electrónico personal del científico, que asiste en Tenerife a la tercera edición del Festival Starmus.

La Policía precisa que en los diferentes correos electrónicos que recibió el catedrático de la Universidad de Cambridge se especificaban planes para acabar con su vida durante la conferencia que se celebra en Tenerife, a la que asisten una docena de premios Nobel, músicos de la talla de Brian May (guitarrista de "Queen"), Brian Eno y Hans Zimmer y famosos astronautas.

De los datos que figuraban en estos mensajes, los agentes dedujeron que la persona que los remitía podría hallarse en el interior del recinto de la conferencia, debido a los detalles que precisaba y que sólo podía conocer algún asistente al congreso. La Policía desplegó un dispositivo especial para vigilar el recinto y garantizar la seguridad de Stephen Hawking y del resto de los asistentes, que se hizo patente el pasado miércoles, cuando el científico británico llegó al Starmus custodiado por varios agentes. La mujer ha alegado tras haber sido detenida que ama a Hawking y que nunca le haría daño.

La ciudadana norteamericana se ha conformado con la pena impuesta y ha reconocido que ha cometido un delito de amenazas graves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine