Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantera de mineros de datos

El Principado acoge la fase final del certamen nacional de proyectos de estadística para la etapa preuniversitaria

Participantes en la presentación de la fase final de "Incubadora de Sondeos y Experimentos", en la Facultad de Formación del Profesorado.

Participantes en la presentación de la fase final de "Incubadora de Sondeos y Experimentos", en la Facultad de Formación del Profesorado. MIKI LÓPEZ

Los futuros estadísticos miden sus fuerzas estos días en Oviedo. La Universidad asturiana es la anfitriona de la fase nacional del concurso "Incubadora de Sondeos y Experimentos", organizada en su vertiente local por el departamento de Estadística e Investigación Operativa, para alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP que deseen realizar sus primeros proyectos fundamentados en esta ciencia matemática.

Los resultados de la competición se darán a conocer mañana, tras 48 horas intensas de presentación de proyectos. La bienvenida a los aspirantes al premio, procedentes de 12 comunidades autónomas, sirvió para poner sobre la mesa la importancia de la estadística también en la etapa preuniversitaria. El presidente de la Sociedad Española que reúne a los profesionales del ramo, Leandro Pardo, animó a los chavales a disfrutar de una profesional fundamental, a su juicio, en un mundo de datos. "El paro para los estadísticos es cero y no se están cubriendo muchos puestos", aseveró. "es un deber moral captar alumnos para que estudien estadística porque nos hacen falta". Su labor, muy próxima a la de los expertos en minería de datos, una ciencia que también bebe de la estadística, resultan fundamentales hoy en muchos ámbitos de la vida cotidiana. "En Google hay muchos estadísticos y matemáticos; es algo fundamental para que funcionen muchas cosas que veis en el móvil", subrayó el presidente de la Sociedad de Estadística. También valoró el decano de la Facultad de Profesorado, Juan Carlos San Pedro, la labor de quienes que se dedican a la magia de desentrañar la vida en datos.

Compartir el artículo

stats