15 de mayo de 2020
15.05.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

Asturias deja para el próximo curso la vuelta a las aulas de los niños de Infantil

La Consejera reacciona a las críticas de los docentes y se niega ante Celaá a que alumnos de menos de 6 años regresen a los centros este mes

15.05.2020 | 00:32
Carmen Suárez, consejera de Educación.

Asturias, como la mayoría de comunidades autónomas, retrasará al próximo curso la vuelta al cole de los alumnos de segundo ciclo de Educación Infantil. La consejera Carmen Suárez se negó ayer, en la Conferencia Sectorial de Educación celebrada por videoconferencia y presidida por la ministra Isabel Celaá, a que niños de 3 a 6 años cuyos padres deban trabajar de forma presencial regresen a las aulas este mes. Así lo contempla el plan de desescalada de Pedro Sánchez y contra el que cargaron en los últimos días los profesores advirtiendo que no son "cuidadores" y que la conciliación laboral y familiar "hay que trabajarla desde otras instituciones y con otros profesionales". Los que sí podrán volver de forma "voluntaria" a partir del día 25 -si la región entra en la fase 2 de la desescalada- son los estudiantes de 2º de Bachillerato y último curso de grados superiores de FP.

"Si bien no existen fórmulas mágicas, creemos que hay cierto consenso en la conveniencia de que el alumnado de los cursos terminales superiores: 2º de Bachillerato, segundo curso de los ciclos de FP de grado medio y superior y, puntualmente, de 4º de la ESO, pueda beneficiarse voluntariamente de algunas semanas de actividades de refuerzo presenciales", expresó la Consejera al término de la Conferencia Sectorial. El regreso, "siempre con las medidas sanitarias adecuadas", tendrá como objetivos, señaló Carmen Suárez, "la preparación de la prueba de acceso a la Universidad (EBAU) y, en el caso de la FP, la finalización y defensa de los proyectos de fin de ciclo". La medida afectaría a cerca de 4.300 jóvenes que concurrirán a la Selectividad y a más de 3.200 estudiantes de FP.

La incorporación de alumnos pertenecientes al resto de niveles, incluida la Educación Especial, queda aplazada a septiembre, según indicó la Consejera, "una vez que se avancen los protocolos y modelos que garanticen las mejores condiciones de seguridad". "No vemos" su retorno "en este momento", insistió. Precisamente uno de los motivos por los que los sindicatos docentes se oponían a la vuelta de los niños de Infantil y Educación Especial era porque son "los que menos autonomía personal tienen y con los que resulta imposible mantener las condiciones de sanidad, higiene y distancia social que requiere la pandemia del covid-19". En lo que respecta al primer ciclo de Infantil (0 a 3), no obligatorio y dependiente de los ayuntamientos, la Consejería se reunirá el próximo lunes con la Comisión de Educación de la Federación Asturiana de Concejos (FACC) para tomar una decisión.

Según recoge un borrador de Educación, en la fase 2 del plan de desescalada, en la que se reincorporarían algunos grupos de alumnos, también tendrá que volver el profesorado de 2º de Bachillerato, los tutores de 4º de la ESO, los docentes de enseñanzas profesionales "para atender el desarrollo del módulo de proyecto", el profesorado "que sea designado para formar parte de los tribunales y comisiones de las pruebas de acceso a las distintas enseñanzas", y los profesionales de orientación. Se adelantan el próximo lunes en este regreso los equipos directivos, los administrativos, el personal de limpieza y los ordenanzas. En caso de precisar medidas de conciliación como consecuencia de la pandemia, dice la Consejería en el borrador, "continuarán teletrabajando".

La Conferencia Sectorial de ayer sirvió para perfilar también la vuelta a las aulas del próximo curso y constituir un grupo de trabajo para ello. Si la evolución del coronavirus continúa obligando en septiembre a mantener la distancia social de dos metros y no es posible, por tanto, concentrar a todo el alumnado en una misma aula, el Ministerio avisa que "será necesario adoptar medidas como optimizar todos los espacios del centro, combinar la actividad presencial con la actividad a distancia o adecuar los horarios". Uno de los escenarios, rechazados por los docentes, en los que trabaja Asturias es la combinación de clases presenciales con online.

Esta situación requerirá, además, según el Gobierno central, "dotar a los centros de equipamiento higiénico-sanitario, establecer medidas de higiene y control sanitario, elaborar protocolos de movilidad para el acceso y salida y para el interior del centro, dar formación al profesorado...". En todo caso, los colegios deberán estar preparados para todo y programar contenidos para la enseñanza a distancia por si la hubiera. En este sentido, el Ministerio diseñará un programa de cooperación territorial que permita incrementar los recursos tecnológicos.

Por último, el Principado solicitó ayer al Ministerio que "reconsidere" la política de becas en FP. Según las últimas instrucciones, los estudiantes que hayan decidido aplazar sus prácticas a septiembre deberán devolver el dinero. Esta opción ha sido la elegida por muchos jóvenes, que se niegan a hacer las prácticas de forma telemática.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook