Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mayoría de los restaurantes cerrarán por las tardes: “Al menos ahorramos luz”

La patronal Otea exige a Barbón que “pregunte qué necesitamos” y negocie con el sector los criterios de reparto de los 100 millones del fondo de rescate

Un bar cerrado en Oviedo.

Un bar cerrado en Oviedo.

La mayoría de los restaurantes asturianos cerrará las puertas una vez finalice el servicio de comidas, entre las cinco y las seis de la tarde, sin esperar a la hora impuesta por el Ejecutivo regional para la hostelería: las 20.00. “Por lo menos ahorraremos gastos, como la luz”, resumió uno de

Hosteleros y restauradores coincidieron ayer en sus duras críticas al Gobierno asturiano, que “adopta medidas al tuntún, con una ocurrencia detrás de otra, y nos convierte en cabeza de turco solo para intentar demostrar que está haciendo algo”, afirmó Pedro Caramés, presidente del Bulevar de la Sidra, en Gascona (Oviedo). Caramés incidió en que “se cierra la hostelería y no se ha demostrado todavía que seamos los culpables de los contagios. Ahí está Alemania, con todo cerrado y los positivos disparados”, remarcó. Para este hostelero, “estamos en el tercer cierre encubierto del sector. No nos cierran directamente, pero nos asfixian de tal manera que resulta inviable llevar el negocio adelante”.

“Adoptan medidas al tuntún, con una ocurrencia detrás de otra para demostrar que hacen algo”

Pedro Caramés - Presidente Bulevar de la Sidra

decoration

En términos similares se expresaron portavoces de Tierra Astur, que calificaron las nuevas medidas impuestas por el Principado de “desproporcionadas, una vez más. Nos señalan como culpables cuando somos parte de la solución. Muchos negocios no podrán soportarlo y no volverán a abrir”.

Rafael Bonilla es el responsable de la rama de Hostelería en la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (UCAYC). También fue muy crítico con las nuevas restricciones del Principado al sector para prevenir los contagios de covid. “A mí no me compensa abrir el local”, señaló. A su juicio, “tener abierto actualmente es como si estuviera cerrado”. Y lo explica: “Solo nos queda trabajar por las mañanas porque las tardes ya están perdidas si tenemos que cerrar a las ocho, que es cuando los clientes van a tomar algo, cuando salen de trabajar. No se puede vender en la barra, no dar cenas, no se puede trabajar así”. Bonilla considera que las medidas impuestan dificultan la pervivencia de no pocos locales de hostelería en los próximos meses. “Y la prohibición de fumar me parece terrible, hay muchas personas que van a la terraza y fuman. Si no pueden, terminarán yéndose para casa”, concluyó.

“En otras regiones la hostelería lleva meses cerrada y tienen más contagios. Se nos utiliza; es indignante”

José Luis Álvarez Almeida - Presidente de Otea

decoration

José Luis Álvarez Almeida, presidente de Otea, la patronal de la hostelería y el turismo de Asturias, trasladó ayer “el cabreo de todo el sector” por unas medidas “injustificadas, porque en otras comunidades lleva tiempo la hostelería cerrada y están igualmente en niveles extremos de contagios”. Pero no es solo eso. “Lo peor es que no hay un plan para el sector a nivel nacional, y el Gobierno regional ¿a qué juega?”. Alemida recordó que el consejero de Salud, Pablo Fernández, afirmó el lunes que estaba negociando el reparto del fondo de 100 millones de euros con los grupos parlamentarios. “¿Y el sector? Lo lógico sería que se reunieran con nosotros para conocer la situación y las necesidades y luego que lo traslade y lo negocie. Es un cierre encubierto; nos ignoran pero nos utilizan como cabeza de turco”, remató el presidente de Otea, que también se refirió a la prohibición de fumar en las terrazas, que será publicada en una resolución en los próximos días. “Ya no se podía fumar si estabas a menos de dos metros de otra persona. Ahora se trata de que no puedan estar en los locales, sin más. Todo lo que hacen es indignante”.

“No me compensa abrir el local; no se puede usar la barra, ni servir cenas... No se puede trabajar así”

Rafael Bonilla - Hostelero de Avilés

decoration

La oposición exige la activación inmediata del fondo de rescate

El “potente” fondo de rescate fue la medida estrella del Gobierno de Adrián Barbón para conseguir el apoyo de un mayor número de partidos al Presupuesto autonómico de 2021. Y tanto los socios en la aprobación de las cuentas del Principado como el PP exigen la activación inmediata de esas ayudas, ahora que el Ejecutivo anuncia nuevas limitaciones para frenar la tercera ola del coronavirus. La oposición regional vincula la urgente puesta en marcha de ese mecanismo a la aplicación de nuevas restricciones que consisten en adelantar el horario de cierre de la hostelería, tiendas y supermercados. Los cuatro partidos que apoyaron el Presupuesto desmintieron ayer al consejero de Salud, Pablo Fernández, quien declaró el lunes que ya “se está trabajando sobre el fondo de 100 millones con los grupos parlamentarios” y avanzó que la pretensión del Ejecutivo era regular esas ayudas “con la mayor agilidad, en este mismo mes”. Susana Fernández, portavoz de Ciudadanos en la Junta, negó que el Gobierno de Barbón haya movido ficha para activar ya esas ayudas: “Yo misma me he dirigido a la consejera de Hacienda para recordarle el compromiso que adquirió con Ciudadanos de informarnos sobre la cuantía y criterios de respuesta, y no he obtenido respuesta”. El Ejecutivo regional tampoco ha llamado a Podemos ni a Foro para hablar del fondo de rescate, según aseguraron a LA NUEVA ESPAÑA tanto Daniel Ripa como Adrián Pumares, portavoces de ambos partidos en la Junta. “No nos ha llamado nadie del Gobierno”, afirmaron ambos. IU tampoco ha mantenido ningún encuentro con miembros del Ejecutivo autonómico aunque la coalición supone que ese contacto tendrá lugar “en breve”. Teresa Mallada, presidenta y portavoz del PP, principal grupo de la oposición, exigió “habilitar ya las ayudas prometidas para empresas y autónomos” al tiempo que preguntó “¿dónde esta ese fondo, que dijeron que estaría listo ya el uno de enero?”. También Vox cuestionó que lleguen antes las nuevas restricciones que las ayudas del fondo de rescate

“Es una medida poco relevante”, valora el pequeño comercio del adelanto de cierre

Los pequeños comercios, de menos de 300 metros cuadrados, apenas se verán afectados por el cierre marcado por el Principado a las 20 horas a partir de mañana. Desde la Unión de Comerciantes de Asturias, Carmen Moreno cree que las nuevas restricciones “están dentro de lo previsible”. Bajo su punto de vista, que adelantasen la hora de cierre a las 20 horas, teniendo en cuenta la situación del agravamiento de los contagios, “es una medida esperable que no nos afecta porque la mayoría de los negocios están cerrando a esa hora”. Ignacio del Río, presidente de la Asociación Comercio de Oviedo, admite que el cierre a las 20 horas no les afecta pero critica que no les hayan consultado antes. “No son medidas relevantes para solventar los contagios. Me sorprendió su anuncio porque no sabíamos nada. Que tomen estas medidas pensando que los comercios son foco de contagio, no lo entiendo”, añade Del Río.

José Antonio Álvarez Menéndez, gerente de la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (Ucayc), considera que las medidas tomadas por el Principado son poco contundentes para mejorar la situación sanitaria. “Se están haciendo ensayos de prueba y error. Habría que tener la valentía de hacer un confinamiento estricto de la población, a rajatabla, como el de marzo, de 15 días, con las compensaciones económicas que conlleven, para atajar el problema de raíz”, argumenta.

La hostelería espera un acuerdo para los ERTE

La hostelería asturiana, como la del resto del país, está a la espera de un acuerdo entre el Gobierno central, la patronal CEOE y los sindicatos UGT y CC OO sobre los nuevos expedientes de regulación de empleo (ERTE) que les permita mantener las exenciones en las cotizaciones a la Seguridad Social por sus trabajadores. Aproximadamente el 95 por ciento de los empresarios del sector en la región se acogieron al ERTE de limitación cuando el Gobierno permitió la apertura con estrictas restricciones de locales el pasado mes de diciembre. Los hosteleros que además mantengan el ERTE de fuerza mayor pueden continuar con las exenciones de hasta el 80 por ciento en el caso de los negocios con menos de 50 trabajadores y del 75 para los que tengan más. Uno de los puntos de fricción para que estos expedientes se prolonguen a partir del 31 de enero es que la patronal exige que se elimine la obligación de no despedir durante seis meses. O que, en caso de que no se elimine esta condición, la CEOE exige que al menos, en caso de despido, solo se devuelvan las exoneraciones en las cotizaciones por el trabajador que deja la empresa, y no la totalidad de las bonificaciones obtenidas.

La Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo realiza dispositivos para controlar el cierre perimetral en Grado

El control del listado de personas en cuarentena, también competencia policial

El Principado ha resuelto que se facilite a las policías Nacional, Local y a la Guardia Civil los datos de personas contagiadas para que puedan controlar que guardan la cuarentena. Joaquín Muñoz, experto en legislación de Protección de Datos del despacho de abogados Ontier, explicó que la legislación “contempla esta posibilidad”, aunque “surge la duda de si es la medida más idónea frente a otras para frenar la propagación del virus”. Hubo controles ayer especialmente en Grado, cerrado perimetralmente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats