Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus ya da miedo en los hospitales de la región: 64 ingresados más en diez días

El cambio de tendencia tuvo lugar el 1 de enero, después de mes y medio de caída de la ocupación hospitalaria, que prosigue en las UCI

Dos sanitarios, al fondo, en el hospital provisional de la Feria de Muestras.

Dos sanitarios, al fondo, en el hospital provisional de la Feria de Muestras. JUAN PLAZA

Año nuevo, tercera ola. El cambio de tendencia tuvo lugar justamente el 1 de enero. Hasta ese día, la cifra de enfermos de covid hospitalizados en Asturias estuvo bajando de manera progresiva a lo largo de mes y medio. Desde ese día, el número de ingresados en planta no ha

256 casos nuevos. El temor a las celebraciones navideñas ha demostrado tener un fundamento casi matemático. En consecuencia, el coronavirus empieza a dar mucho miedo en los hospitales de la región. La tercera ola pandémica ya está adquiriendo unas dimensiones muy preocupantes tras los 256 casos comunicados ayer y diagnosticados anteayer, lunes. Se realizaron 4.045 pruebas de diagnóstico (PCR y test de antígenos) con una tasa de positividad del 6,4 por ciento. Podría ser una subida pasajera, pero, por desgracia, no lo parece.

Más ingresos que altas. Y lo que ya es una tendencia consolidada es el aumento de infectados que ingresan en centros sanitarios. Después de varias jornadas de aparentes altibajos, estos pasados domingo y lunes fueron días de números elevados de hospitalizaciones: 21 y 40, respectivamente, cifras sensiblemente superiores a las de las altas registradas esos mismos días.

Bajan los pacientes en UCI... de momento. Hay una particularidad que seguramente sea solo temporal, pero que debe ser reseñada: por ahora se incrementa el número de hospitalizados en planta, pero sigue disminuyendo el de ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) y también el de fallecidos. Pero si algo ha enseñado el coronavirus hasta ahora es que primero es el aumento de contagiados, después viene el de hospitalizados en planta y, a continuación, se acelera la llegada a los boxes de UCI. Entre cada uno de estos pasos transcurren unos siete días. Habrá que ver si este cronograma, hasta ahora inexorable, se cumple una vez más.

Aumenta la incidencia en mayores de 65 años. Dicho de otra manera, el virus está aplicando de nuevo su letal modelo de actuación. Máxime si se tiene en cuenta que continúan disparadas las nuevas infecciones de mayores de 65 años, colectivo más vulnerable ante el covid-19. Anteayer, de los 256 nuevos contagios, 51 correspondían a esa delicada franja de edad.

¿Influirá la primera dosis de la vacuna? Una singularidad de la tercera ola pandémica es que toma fuerza cuando ya han recibido la primera de las dos dosis de la vacuna los mayores y cuidadores de las residencias geriátricas y buena parte de los profesionales sanitarios que trabajan en primera línea frente al coronavirus. Según el jefe del servicio de Vigilancia Epidemiológica, Ismael Huerta, la protección que confiere esta primera dosis es muy escasa, casi inapreciable.

Que no suba muy deprisa. La segunda dosis de la vacuna se aplicará en las residencias entre el 17 y el 29 de enero. La protección será efectiva siete días después de esa segunda dosis. Entre tanto, los sanitarios están siendo inmunizados esta semana, recibirán la segunda dosis en la primera semana de febrero y quedarán blindados siete días más tarde. ¿Llegará a tiempo el efecto defensivo de la vacuna? Es difícil responder. El precedente más cercano es la segunda oleada pandémica, en la que se registró una subida fortísima del volumen de hospitalizados en la segunda quincena de octubre.

Incertidumbre entre los sanitarios. ¿Qué piensan los gestores y los profesionales de la sanidad de lo que se les viene encima? Una de las respuestas es que, una vez más, el coronavirus impone esa ley que lo hace impredecible. O sea, que nadie sabe a ciencia cierta qué sucederá en los hospitales dentro de un mes. Lo que sí se conoce es que la ocupación de los centros sanitarios tocó techo el 16 de noviembre, con 1.136 enfermos hospitalizados, y desde ese momento empezó a bajar de forma continuada, hasta el pasado día 1 de enero.

Planta, UCI, Credine y Feria de Muestras. Como ya se ha señalado, anteayer, lunes, se contabilizaron 39 ingresos en planta y uno en UCI, y se registraron 23 altas. En el Principado hay actualmente 236 pacientes hospitalizados en planta con confirmación o sospecha de covid-19, 53 en unidades de cuidados intensivos (UCI) y 48 en centros no sanitarios. Estos últimos están alojados en el Centro de Discapacidades Neurológicas (Credine) de Barros (Langreo) y en el hospital de campaña instalado en la Feria de Muestras de Gijón.

Dos fallecidos. Anteayer, lunes, fallecieron en Asturias dos personas por covid: una mujer de 83 años y un hombre de 90. Ninguno de ellos vivía en una residencia de mayores.

Brote de Los Canapés. En el brote surgido en la residencia Los Canapés, de Avilés, 11 usuarios y 5 cuidadores más han dado positivo. El foco afecta a 30 residentes y 16 profesionales. Los mayores han sido todos derivados a centros hospitalarios de la región, aunque todos están asintomáticos o leves excepto dos, que tenían patologías previas y cuyo estado reviste una mayor gravedad.

Llegan a España las primeras dosis de la compañía Moderna Agencia ATLAS / EFE

La vacuna de Moderna llega hoy a Asturias

Las primeras 37.500 dosis de la vacuna del laboratorio Moderna, de las casi 600.000 que espera recibir España, llegaron a primera hora de la mañana de ayer en un camión procedente de Bélgica que las ha transportado a un almacén del Ministerio de Sanidad en el centro peninsular. Las inyecciones, contenidas en 357 cajas con 100 dosis cada una, van a repartirse de manera equitativa entre las comunidades entre hoy y mañana. El Gobierno de Asturias espera recibir hoy unas 1.200 dosis, a un ritmo muy inferior al que ofrece Pfizer, que sirve 11.700 dosis cada lunes. En total, España recibirá 599.500 vacunas de Moderna; de ellas, 52.000 en la cuarta semana de enero; 127.900 en la primera de febrero, y 383.900 en la tercera semana del próximo mes. Las que lleguen a partir de esa fecha se negocian con la compañía. El fármaco desarrollado por Moderna, que fue autorizado la semana pasada por la Agencia Europea del Medicamento, se convierte así en el segundo que se administrará contra el coronavirus en nuestro país. Pronto podría sumarse la vacuna de Astra-Zeneca, que ya ha pedido oficialmente la autorización de distribución de su suero en Europa; cuando ese momento llegue, “nuestro país estará preparado” para administrarlo, subrayó el titular de Sanidad, Salvador Illa. Como la de Pfizer, la vacuna de Moderna funciona con dos dosis que se administran con 28 días de intervalo. Tiene la ventaja de que puede almacenarse en neveras convencionales incluso por encima del punto de congelación.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats