Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calendario de vacunación contra el coronavirus en Asturias: el Principado entra en una nueva fase de administración de vacunas con estos planes

El plan de Sanidad fija cuál es el siguiente grupo a vacunar después de las residencias ante las dudas de trabajadores como los policías

La vacuna, el nuevo señuelo de los ciberdelincuentes

La vacunación contra el coronavirus en Asturias comenzó el domingo 27 de diciembre. Lo hizo de modo testimonial en la Residencia Mixta de Gijón y desde entonces el proceso avanza a buen ritmo. Tanto que Asturias llegó a ser la única comunidad en la que se agotaban todas las dosis de las vacunas que iban llegando gracias al reporto del gobierno central. El Principado está sabiendo combinar de momento la segunda dosis de las residencias con el proceso que completa la primera vacuna en el personal sanitario. Está previsto que ese proceso dure hasta el día 27. Pero ahora llega la gran pregunta ¿después del personal sanitario y de los ancianos que viven en geriátricos, a quién le toca? El plan del Ministerio modificado esta semana lo deja claro: los siguientes son los sanitarios que no están en primera línea como los profesionales de Atención Primaria o los dentistas. El cuarto grupo serán las personas vulnerables y los mayores de 80 años que viven fuera de residencias (los que se conocen como "no institucionalizados".

Así serán las siguientes fases de la vacunación contra el coronavirus en Asturias Amor Domínguez

Pero ojo porque la inmunización de rebaño (más del 70 por ciento) puede que no llegue hasta el verano. Al menos así lo reconocen los responsables del Sespa. En el siguiente gráfico puedes ver los datos de las vacunas administradas hasta la fecha (incluso del rechazo a la primera dosis expresado por algunos ancianos y profesionales de la sanidad).

En el documento elaborado por Sanidad se incluye en el siguiente grupo después de los mayores y los sanitarios a "aquellas personas consideradas grandes dependientes según la Ley de Dependencia, aquellas que hayan solicitado el reconocimiento y las que no lo hayan solicitado aún pero esté médicamente acreditado por tener enfermedades que requieran intensas medidas de apoyo para desarrollar su vida, incluidas aquellas institucionalizadas y no institucionalizadas".

En este sentido el plan de vacunación aprobado con las comunidades autónomas recoge que "la protección de las personas consideradas grandes dependientes es prioritaria y así lo recoge el marco jurídico, dado que su situación implica la necesidad de ayuda de otras personas para realizar varias actividades básicas de la vida. Las personas con gran dependencia que no están institucionalizadas también están incluidas en esta primera etapa. El momento de vacunación se realizará en cuanto sea posible, teniendo en cuenta las características de conservación y utilización de la vacuna disponible".

Después llegará la vacunación de la población general. Como sucedió con la campaña de la gripe, está previsto que sean los administrativos de los centros sanitarios y de los centros de llamadas (call center) los que tomen la iniciativa y avisen a los usuarios. Es decir: como ya se hizo en la campaña de la gripe será el Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) el que llame a los usuarios. Hay que recordar que llama para ofrecer, la vacuna no es en ningún caso obligatoria. En las grandes ciudades se instalarán puntos de vacunación específicos, con el objetivo de no saturar los centros de salud.

A lo largo de las últimas semanas los sindicatos de colectivos especialmente expuestos a la infección como por ejemplo los agentes del Cuerpo Nacional de Policía o las asociaciones de la Guardia Civil han mostrado su preocupación por el retraso en su vacuna. No en vano la jefatura de ambos cuerpos obliga a los trabajadores a inmunizarse. Se espera que a mediados de este año estos empleados públicos puedan comenzar el proceso de vacunación.

Compartir el artículo

stats