Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La autopista del Huerna perdió un millón de usuarios en 2020 por la pandemia

La concesionaria, pese al desplome de la actividad y de los ingresos, no ha impulsado ningún ajuste ni de personal ni de salarios

Autopista del Huerna

Autopista del Huerna Fernando Geijo

La autopista del Huerna perdió el año pasado un millón de usuarios a causa de la pandemia de coronavirus, al pasar de los 3,09 millones registrados, en 2019, a “solo” 2,1 millones, lo que supone un descenso del 32,3 por ciento y volver a los registros de hace 23 años. Lo que a la vista de los excelentes datos de tráfico registrados en los dos primeros meses de 2020 iba a ser un buen año, cambió en marzo con la declaración del primer estado de alarma. A partir de ese día el tráfico se desplomó de forma brutal, llegando a rondar el 93 por ciento menos en abril. Pese al desplome de actividad y, por tanto de los ingresos, Aucalsa no ha puesto en marcha ajuste alguno de personal ni de salarios.

El año 2020 comenzó bien para la concesionaria de la autopista del Huerna, Aucalsa, pues enero y febrero sumaron un total de 374.673 usuarios, 6,7 por ciento más que los 351.223 registrados en el mismo periodo del año anterior. Pero llegó el covid-19 y el confinamiento y las posteriores restricciones provocaron el hundimiento de la intensidad media diaria de vehículos.

El confinamiento total ordenado el 14 de marzo por el Gobierno central, con limitación absoluta de movimientos y total restricción de la movilidad salvo para las actividades calificadas como esenciales, provocó que el tráfico de la AP-66 cayera de manera notable, al registrarse 113.677 usuarios, lo que supone un 46,6 por ciento menos que los 212.970 contabilizados un año antes.

Efecto de la pandemia

en la autopista del Huerna

Media anual

12.470

2019

8.476

Intensidad media diaria

10.902

Fuente: Aucalsa

2020

5.736

7.883

6.491

6.014

5.362

4.818

4.361

3.667

3.365

1.997

1.372

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

2020

Efecto de la pandemia

en la autopista del Huerna

Media anual

12.470

2019

8.476

Intensidad media diaria

10.902

Fuente: Aucalsa

2020

5.736

7.883

6.491

6.014

5.362

4.818

4.361

3.667

3.365

1.997

1.372

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

2020

Efecto de la pandemia

en la autopista del Huerna

Media anual

12.470

2019

8.476

Intensidad media diaria

10.902

Fuente: Aucalsa

2020

5.736

7.883

6.491

6.014

5.362

4.818

4.361

3.667

3.365

1.997

1.372

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

2020

Lo peor estaba por llegar. En el mes de abril, utilizaron la AP-66 (León-Campomanes) 41.160, lo que supone un 84,1 por ciento menos que los 259.530 computados el mismo mes del año anterior. Fue especialmente drástica la caída del número de vehículos ligeros: en 2020, circularon por la autopista del Huerna15.780 turismos, un 92,9 por ciento menos que en 2019, cuando habían utilizado la autopista 221.790 coches y motocicletas.

El descenso del tráfico fue aún muy acusado, aunque menor, en los dos meses siguientes: el 73,4 por ciento en mayo (233.027 vehículos en 2019 y 61.907 en 2020) y el 46,5 por ciento en junio (270.240 usuario en 2019 y 144.540 en 2020). El fin de la primera ola de la pandemia y la decisión del Gobierno central levantar el estado de alarma supuso un respiro para la concesionaria, que vio como en julio el tráfico caída “solo” un 7,6 por ciento (pasó de los 365.800 usuarios de 2019 a los 337.962 de 2020) y en agosto un 9,8 por ciento (fueron 386.570 los vehículos registrados en 2020 por los 428.420 de 2020). Lo que supone que durante esos dos meses de verano Aucalsa perdió “solo” 69.688 clientes con respecto al año anterior.

Segunda ola

La segunda ola de la pandemia, en otoño, volvió a provocar una nueva caída del número de usuarios de la autopista de pago, sobre todo tras la declaración, a finales de octubre, de un nuevo estado de alarma. Así, la caída del tráfico con respecto a 2019 se situó en el 17,5 por ciento en septiembre, fue del 31,1 por ciento en octubre y alcanzó el 50 por ciento en noviembre.

En diciembre de 2020, con el fin de la segunda ola del virus y la relajación de las restricciones gubernamentales con motivo de las fiestas navideñas, se registró una ligera mejora de los datos. Y aunque la intensidad media diaria fue un 44,4 por ciento menor que en el mismo mes del año anterior, se anotó el único dato positivo desde el inicio de la crisis, en marzo: el número de vehículos pesados aumento, al pasar de los 35.774 de 2019 a los 36.301 de 2020.

Aucalsa invirtió 2 millones en la mejora del trazado León-Campomanes

Aucalsa invirtió el año pasado casi 2 millones de euros en la autopista del Huerna. En el apartado de mejora de firmes, gastó 782.000 euros en la rehabilitación integral de 7,5 kilómetros de vía, 234.000 euros en el bacheo de 6,4 kilómetros, 318.000 euros en el microaglomerado en frío de 23,9 kilómetros, y 78.000 euros en treas de auscultación y control. De este modo la que la concesionria denominó “Campaña de firmes” concluyó con la mejora de 37,8 kilómetros de la autopista y una inversión de 1,4 millones de euros. Los trabajos de instalación de barreras, señalizaciones y balizamientos en un tramo de 10,5 kilómetros de la AP-66 le supusieron a Aucalsa un desembolso de 299.000 euros, mientras que la rehabilitación de estructuras costó 128.000 euros. A las cantidades anteriores hay que añadir los 132.000 euros que costó la adquisición de un camión quitanieves. Lo que ha supuesto una inversión total de 1.971.000 euros. La Autopista del Huerna (León-Campomanes) tiene 86,8 kilómetros de longitud. Comenzó a construirse el 17 de octubre de 1975 y abrió al tráfico el 11 de agosto de 1983. Su construcción supuso un gasto de 654 millones de euros. Aunque en un primer momento la concesión iba a concluir el 11 de agosto de este año, el Gobierno de José María Aznar decidió, en el año 2000, ampliarla durante 29 años más, hasta 2050, lo que suma un total de 75 años, el máximo legal permitido. Esa ampliación del peaje, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA, en abril de 2019, sirvió para suprimir el peaje entre Rando y Puxeiros, cerca de Vigo (Autopista del Atlántico) y para sanear las cuentas de la entonces pública Empresa Nacional de Autopistas (ENA) y privatizarla tres años después.

Compartir el artículo

stats