DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los MIR, en pie de guerra al modificar Sanidad el proceso de elección de plazas

Los médicos denuncian que se implanta un modelo “falto de transparencia” al convertir el sistema presencial en exclusivamente telemático

Fachada del HUCA

Fachada del HUCA

Los médicos internos residentes (MIR) están en pie de guerra. El Ministerio de Sanidad ha modificado el sistema de elección para la adjudicación de las plazas, convirtiéndolo en totalmente telemático, lo que “no garantiza los mismos derechos que en la elección presencial”. El Colegio de Médicos de Asturias ha mostrado su apoyo a los opositores, “tras el gran esfuerzo que han realizado para acceder a la formación especializada, ya que ven frustrados sus esfuerzos para integrarse con calidad y seguridad en el sistema de salud”.

Las plazas MIR en Asturias son 247 de un total de 7.898 que se ofertan a nivel nacional, a las que se presentan 13.638 aspirantes.

Andrea Quirós, vocal de médicos en formación del Colegio de Médicos de Asturias, explicó que el sistema tradicional era presencial. El Ministerio de Sanidad sacaba la lista de aspirantes de más a menos nota y citaba a los candidatos en turnos de mañana y tarde. Estos, previamente, habían seleccionado sus preferencias por especialidad y comunidad autónoma. De manera presencial, y durante un proceso que se prolongaba durante dos semanas, seguían la selección y veían en tiempo real las plazas que quedaban, de tal manera que podían variar las preferencias.

La pandemia por coronavirus hizo que el sistema se modificara el año pasado, combinando la asistencia presencial con la telemática. Pero este año solo será telemático.

“Los médicos aspirantes tienen del 26 de mayo al 16 de junio para enviar su lista de preferencias y el día 17 el Ministerio adjudica las plazas, pero no se sabe ni qué plazas hay adjudicadas ni las que van quedando disponibles, ni se pueden modificar las preferencias en función de cómo evolucione el proceso. Dejan a los candidatos sin margen de maniobra. Hay un enorme desconcierto y disgusto, porque es casi una lotería”, explicó Andrea Quirós. “El proceso de elección de plazas se convierte en realidad en una adjudicación, se genera opacidad y falta de transparencia y deja a los opositores a merced de problemas o errores informáticos”, añadió.

Los traslados

Por si esto fuera poco, el actual modelo de adjudicación reduce de un mes a dos semanas el plazo para que los aspirantes preparen la incorporación al destino. “En ese plazo hay que tramitar mucha documentación, buscar vivienda y todos los preparativos que conlleva un traslado. Es muy poco tiempo y va a provocar una incomodidad e improvisación que puede conllevar que un gran número de plazas queden vacantes, con el consiguiente daño para los servicios que verán mermado el número de incorporaciones de profesionales, ocasionando un perjuicio evidente al sistema sanitario, al proceso asistencial y, por supuesto, a los pacientes”, señaló la vocal del Colegio de Médicos de Asturias.

Los aspirantes al proceso de elección MIR reclaman que, si bien por las circunstancias sanitarias el proceso debe ser telemático, que sea en tiempo real. “Es un momento decisivo a nivel personal y profesional, y se debe realizar con unas medidas que garanticen un adecuado acceso a esas plazas, mediante un sistema de selección en tiempo real y con un periodo suficiente de reflexión personal para asegurar una elección justa y fiable”, añadió Andrea Quirós.

Los MIR han solicitado audiencia al Ministerio de Sanidad y han trasladado sus protestas para que se modifiquen las condiciones, pero “de momento parece que hay pocas perspectivas de que vaya a haber cambios. En cualquier caso, nosotros mantenemos nuestro apoyo porque estas condiciones son injustas”, remarcó la vocal del Colegio de Médicos de Asturias.

Compartir el artículo

stats