DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barbón: “Los pacientes de cáncer se han visto doblemente castigados”

La Asociación Española contra el Cáncer inauguró sus nuevas oficinas en Oviedo para que sus voluntarios sigan dando “un servicio esencial”

El presidente nacional de la AECC, Ramón Reyes, a la izquierda, enseñándole las nuevas oficinas a Adrián Barbón. Detrás, la presidenta en Asturias de la asociación, Margarita Fuente. | Luisma Murias

El presidente nacional de la AECC, Ramón Reyes, a la izquierda, enseñándole las nuevas oficinas a Adrián Barbón. Detrás, la presidenta en Asturias de la asociación, Margarita Fuente. | Luisma Murias

–¿Cuántos estáis ya vacunados?– preguntó Barbón a la entrada las nuevas oficinas de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en la calle Viaducto Marquina de Oviedo. Es inevitable que la larga lucha contra el coronavirus llene todos los espacios, que deje en un segundo plano a la otra. A la que ayer el presidente de la AECC, Ramón Reyes, calificó de “pandemia silenciosa”. Una que, aseguró, afecta a uno de cada dos españoles. Y el trabajo de su asociación trata de evitarlo, visibilizarlo y, sobre todo, acompañar a quienes sufren. Las autoridades asturianas se dieron cita ayer en la inauguración de las nuevas dependencias de la entidad, más “amplias y cómodas” desde las que se pretende seguir dando un servicio “esencial” a los pacientes.

Cuenta la investigadora Mónica Álvarez, que estudia nuevos tratamientos contra el cáncer en el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA) que la financiación de su proyecto llega directamente de esas huchas que, de cuando en cuando, aparecen por las calles. Ese dinero paga el esfuerzo necesario para que, ella, consiga aislar muestras de tumores de pacientes y probar tratamientos para dar con el más efectivo para cada caso, lo que se llama medicina personalizada.

La Asociación Española contra el Cáncer, mostró ayer en Asturias todas las perspectivas de la enfermedad. A las autoridades les habló una investigadora, una paciente y una voluntaria. El emocionante testimonio de la paciente Ana Belén Martín elogió la labor de los voluntarios de la asociación. “Desde el primer momento me sentí arropada, el trato siempre ha sido cercano, volcándose con las personas que sufrimos esta enfermedad”, contó Martín. El papel de los voluntarios lo ensalzó el presidente del Principado, Adrián Barbón, con vehemencia. Estos, dijo, “rompen la cadena del individualismo que se extiende por la sociedad como una mancha de aceite”.

Barbón reconoció que los enfermos de cáncer se han visto “doblemente castigados” durante los meses de pandemia. El Presidente afirmó que desde su gobierno se ha defendido “hasta la saciedad” que la salud es lo más importante y afirmó que la dicotomía entre salud y economía “es falsa”. Barbón aprovechó para ensalzar el valor de la sanidad pública, algo de lo que, aseguró, nos hemos dado cuenta con la pandemia, algo que deberíamos haber hecho “mucho antes”. El Presidente rehusó hacer declaraciones ante los medios de comunicación para no “restar protagonismo al acto y a la asociación contra el cáncer”.

Compartir el artículo

stats