La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad inicia su “reinvención” con el nuevo curso: “Es tiempo de oportunidades”

El Rector pide, en la ceremonia de apertura, “dar un paso al frente” para acometer transformaciones “ineludibles”, como la administración digital y la desburocratización

Así fue el acto de inauguración del año académico en la Universidad de Oviedo: "Hoy no solo abrimos un nuevo curso, es la oportunidad para reiniciarnos y reinventarnos"

Así fue el acto de inauguración del año académico en la Universidad de Oviedo: "Hoy no solo abrimos un nuevo curso, es la oportunidad para reiniciarnos y reinventarnos" VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Fernando Rodríguez

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así fue el acto de inauguración del año académico en la Universidad de Oviedo: "Hoy no solo abrimos un nuevo curso, es la oportunidad para reiniciarnos y reinventarnos" Mónica G. Salas

La Universidad de Oviedo no solo abrió ayer un nuevo curso académico –el del regreso, además, a la presencialidad total–, sino que inició su “reinvención”. El rector, Ignacio Villaverde, lo expresó de todas las formas posibles durante un acto solemne que recuperó el Paraninfo del edificio histórico como escenario: “No regresamos al mismo punto del que partimos hace un año o hace cinco, es un nuevo tiempo para la universidad asturiana lleno de esperanza y oportunidades”; “Debemos dar un paso al frente y entregarnos a transformaciones que son ineludibles”; “Planteemos nuestro rumbo más allá de la recuperación de la presencialidad y pensemos en el futuro de nuestra nave y aprovisionémosla para poder seguir navegando”; “Construyamos –en definitiva– entre todos una nueva casa universitaria”.

El Rectorado de Villaverde afrontó ayer su primera inauguración de un año académico transmitiendo optimismo e ilusión. “El curso más difícil de nuestras vidas debe dar paso a uno de los cursos más esperanzadores de nuestras vidas”, dijo ya, en los primeros minutos del acto, el secretario general de la institución, Ángel Espiniella. El Rector le dio a la ceremonia un toque personal, brindando a la comunidad universitaria, antes de su intervención, un “modestísimo homenaje” por “haber vencido la pandemia con tesón, responsabilidad y entrega”. El homenaje consistió en la proyección de un vídeo con fotografías de estudiantes, profesores y personal de administración y servicios, y el mensaje final: “Gracias por tanto, gracias por todo”. Villaverde y su equipo, seguidos por el resto de asistentes, respondió a su término poniéndose en pie y aplaudiendo durante casi un minuto. 

20

Acto de apertura del curso académico de la Universidad de Oviedo 2021/2022 Fernando Rodríguez

A diferencia de los últimos años, el máximo responsable académico decidió llevar la apertura del curso al Paraninfo, en sustitución de la Biblioteca. “Creo que es aquí donde tiene que celebrarse esta ceremonia y, además, la Biblioteca estaba sufriendo ciertos daños como consecuencia de actos voluminosos”, explicó. Por la pandemia, la fiesta de ayer precisamente voluminosa no fue. Solo se permitió el acceso a la sala de los responsables de centros y departamentos, del equipo rectoral, de los exrectores –asistieron Santiago García Granda, Vicente Gotor y Juan López Arranz– y contadas autoridades. A la cabeza de estas últimas estuvo el Consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, quien disculpó la ausencia del presidente del Principado, Adrián Barbón, por “obligaciones ineludibles” debido a la visita a Asturias del jefe del Ejecutivo nacional, Pedro Sánchez.

Durante su discurso, el Sánchez consejero se comprometió a conseguir “la mejor financiación posible” para la Universidad de Oviedo, con el objetivo de convertirla “en el epicentro de la transformación económica que estamos atravesando, de la mano de la transición digital y ecológica”. El titular de Ciencia pidió a la institución “tomar impulso” y “aprovechar la inercia adquirida durante el covid, sumar talento y establecer redes de colaboración sólidas y duraderas con su entorno”. “La Universidad debe ejercer su papel como gran fábrica de conocimiento”, recalcó.

Villaverde dibujó, por su parte, el futuro más inmediato, con tres grandes retos: un “gran” cambio organizativo, la transformación digital y un nuevo plan estratégico. En este sentido, reiteró, “podemos ser digitales sin traicionar nuestro ser presencial. La administración digital y la desburocratización son deberes ineludibles e inexcusables”. La Universidad afronta hoy, con el regreso a las aulas de 19.298 estudiantes, un “nuevo comienzo”, un “viaje” para “hacer más y mejor”, en palabras del Rector. 

Lección inaugural sobre cambio climático y los retos del planeta

La lección inaugural de este año corrió a cargo de la catedrática del área de Geodinámica Externa, Montserrat Jiménez, quien incidió en que la Tierra es un “registro de cambios globales”. La profesora utilizó el hielo para advertir sobre el cambio climático: “Los glaciares han perdido 700.000 kilómetros cuadrados de su extensión, que es tanto como Groenlandia y la Antártida juntos; los glaciares de montaña pierden 300 gigatoneladas al año”. Jiménez culminó su ponencia con una reflexión final: “Mientras la Tierra sigue girando y los hielos regresan a las montañas, desde la Geología continuaremos aplicando nuestro conocimiento a la resolución de los múltiples interrogantes que plantea la interacción de la especie humana con la Tierra. Es nuestra forma de contribuir a crear un mundo mejor”. 

Compartir el artículo

stats