Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno quiere "compartir" el modelo de cooficialidad con los partidos que aprueben el Estatuto

El Ejecutivo socialista no está dispuesto a excluir la mejora del grado de protección del asturiano para aprobar la reforma de la norma básica autonómica

Reunión Gobierno.

El Gobierno asturiano quiere que el modelo de cooficialidad sea el resultado del trabajo conjunto de los partidos que aprueben el Estatuto de Autonomía. La llamada cooficialidad amable, denominación que la Federación Socialista promovió para tratar de evitar reticencias y reparos al cambio de protección del asturiano, " no es solo responsabilidad del Gobierno sino que debe ser construida entre los partidos que busquen el acuerdo más amplio posible", ha manifestado este mediodía la portavoz del Ejecutivo, Melania Álvarez.

El Gobierno respondía así a las dudas que planteó Foro, al salir de la reunión con el PSOE "sin la traducción de lo que es la cooficialidad amable", según declaró ayer el portavoz de esa formación en la Junta General y secretario general, Adrián Pumares. "Tenemos que ir por partes y hablamos de distintos tiempos", indicó Melania Álvarez. "La reforma del Estatuto debe contemplar una precisión concreta de cómo se recoge la propia cooficialidad y luego habrá que desarrollar una ley posterior. Y no es que se carezca de modelo si no que entendemos que en el diseño de ese modelo tenemos que contar y buscar el acuerdo más amplio posible", precisó la portavoz del Ejecutivo.

Cuando se le preguntó a Melania Álvarez si el Gobierno estaría dispuesto a promover una reforma del Estatuto de Autonomía en la que no figure la cooficialidad su respuesta fue concluyente: "No". Y añadió que la oficialidad del asturiano es "un compromiso electoral" del PSOE. Melania Álvarez defendió que la cooficialidad es "un punto más , no es el asunto único" de la reforma del Estatuto y destacó que tras la primera ronda de conversaciones con el resto de partidos, a excepción de Vox, todos han coincidido en la necesidad de que "el Estatuto puede y debe mejorarse".

Compartir el artículo

stats