Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mundo pesquero, de luto por Dimas García, “un luchador incansable y querido por todos”

“Fue un dirigente excepcional”, resaltan los patronos mayores del fallecido, que presidió 18 años la Federación de Cofradías de Asturias

Dimas García Juan Plaza

El sector de la pesca asturiana está de luto. El que fuera presidente de la Cofradía de Pescadores de Tazones y de la Federación de Cofradías de Pescadores del Principado de Asturias, Dimas García (Argüeru, Villaviciosa, 1949), falleció ayer, a los 72 años de edad. Los patrones mayores de la región y el actual patrón de patrones, Adolfo García, manifestaron su dolor por el fallecimiento de un hombre que luchó durante años por mejorar la situación del sector.

El alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega Riego, expresó en su nombre y en el de la Corporación municipal, las condolencias a la familia y a sus allegados. Realizó un expreso reconocimiento al importante papel que desempeñó en varias responsabilidades, especialmente al frente de la Cofradía de Pescadores de Tazones y de la Federación de Cofradías. Por su labor, recibió en enero de 2020 un homenaje en Gijón de sus compañeros de la Cofradía de Tazones y de la Federación regional. Permaneció durante 18 años al frente de esta entidad.

Persona activa y trabajadora, según quienes mejor le conocían, Dimas García se implicó además en múltiples iniciativas y asociaciones de Villaviciosa, y de su Arguerü natal, como la Feria ganadera o el Argüero Club de Fútbol, dedicación y apoyo que fueron destacados por la máxima autoridad municipal en su despedida.

Dimas García comenzó a trabajar a los 14 años, pero no llegó al mar hasta los 25, después de haber ejercido otros empleos en tierra firme. Aunque con 7 años ya iba con su abuelo paterno al pedrero, y desde niño los sábados, domingos y descansos marchaba para Tazones con la gente de la mar a levantar todos los aparejos a mano, no fue hasta los 25 cuando compró una lancha, la “Playa de Tazones”, que le costó medio millón de pesetas (3.000 euros). En los años noventa, en Tazones había mucha gente en la mar y aquello no daba, así que se fue a Ribadesella, donde estuvo pescando cinco años. En 1995 fue elegido por unanimidad patrón mayor de Tazones. “No había más tontos que yo”, solía decir con gracia Dimas García, gran defensor de un sector tradicional asturiano y de sus modos artesanales.

Pasó treinta años pescando, primero con el “Playa de Tazones” y después con el “Punta de Tazones”. En 2002, con el apoyo de la mayoría de los patronos mayores de Asturias, llegó a la Federación.

Adolfo García, patrón de Puerto de Vega y quien tomó en 2019 su relevo al frente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, destacó que ayer fue “un día duro para el sector pesquero asturiano”. Resaltó que Dimas García fue un hombre que estuvo “nada más y nada menos que durante 18 años al frente (de la Federación de Cofradías) y eso son muchos años”. Subrayó que fueron “muchísimos los mensajes de ánimo y fuerza” que le llegaron ayer, muchos de ellos para la familia del fallecido, “incluso a nivel nacional”. “Es increíble la cantidad de gente que lo conocía, estamos quedando asustados”, dijo.

En cuanto a su labor al frente de la Federación de Cofradías, Adolfo García destacó que la “primera idea” del fallecido era siempre “unir al sector. Quería siempre que estuviéramos unidos porque decía que la unión hacía la fuerza y esa fue su lucha. Una lucha incansable con las cuotas... y él siempre estuvo ahí. Nadie está 18 años al frente de una institución tan importante si no hay un gran trabajo detrás”, añadió Adolfo García.

El patrón mayor de Cudillero, Salvador Fernández, se mostró apesadumbrado por el fallecimiento de Dimas García, al que describe como “una gran persona y buen presidente que defendió siempre los intereses de los pescadores asturianos”.

El cudillerense, que tuvo trato de amistad personal con Dimas, explica que estuvo con él hace un mes y realza la entereza con la que encaró la enfermedad que sufría. “Fue una persona valiente y nunca perdió las ganas de luchar. Estoy seguro de que no se rindió, pero la enfermedad es así de cruel”, añadió Fernández, al tiempo que trasladó el pésame de la Cofradía de Cudillero a su familia.

El que fuera patrón mayor de Viavélez durante 32 años, Carlos Bedia, también se deshace en halagos hacia Dimas García. “Además de ser buen jefe, fue un buen amigo; buena gente. Siempre consultaba las decisiones antes de tomarlas, no quería polémica ni enfrentamientos, era muy democrático”, señaló Bedia, que se jubiló en 2019. “Lo echaremos mucho de menos, es una gran pérdida”, añadió.

Para el patrón mayor de Luarca, Manuel Jesús Iglesias, Dimas García fue “un presidente excepcional, muy involucrado, luchador y siempre intentando que el sector estuviese unido”. El valdesano considera que su muerte constituye “una pérdida enorme para la pesca, estamos todos conmocionados”. Lamentó además que no pudiera disfrutar como se merecía de su ansiada jubilación (dejó de trabajar recientemente) y trasladó a su familia el pesar de la cofradía luarquesa. En términos similares se expresó el patrón de Tapia, Rodrigo Maseda, para quien Dimas García era “un buen tipo, un hombre muy querido por todos”.

Ángel Batalla, patrón mayor de la Cofradía de Llanes, sintió el fallecimiento de Dimas García, en primer lugar, porque mantenía con él una relación de amistad: “Lo siento mucho porque era un amigo. Hizo una labor buenísima, siempre a tope en favor de la unión del sector”, resaltó el de Llanes. Dimas García fue, además, uno de los principales impulsores de la nueva lonja de Llanes. “Libramos juntos muchas batallas en la Federación”, añadió el patrón llanisco.

Manuel Buenaga, patrón mayor de la Cofradía de Ribadesella, aseguró que los pescadores de esa localidad sienten “especialmente” la muerte de Dimas García porque en su época de pescador trabajó durante varios años allí. “Siempre nos apoyó, y siempre que pudo hacer algo por los demás, lo hizo. Procuró hacerlo lo mejor posible, dentro de sus posibilidades, porque ninguno de nosotros es catedrático”. Buenaga destacó el apoyo que logró siempre Dimas García en las votaciones a la Federación de Cofradías. “Si lo votábamos la mayoría de las cofradías sería porque confiábamos en él y porque queríamos que fuera nuestro representante”, explicó.

Jesús Peñil, presidente de la Cofradía de Pescadores de Bustio, señaló que el fallecimiento de Dimas García supone “una gran pérdida, un palo para el sector, por el que dio mucho”. Lo definió como un hombre “conciliador y muy trabajador”. Y recurrió a dos palabras para terminar de recordarle: “Buena gente”.

Durante el homenaje que recibió hace casi dos años en Gijón, el consejero de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca, Alejandro Calvo, destacó que era un reconocimiento “muy merecido, con un punto de emoción a su labor y también de reivindicación de todo el sector pesquero asturiano”. Un mensaje que también hizo entonces extensivo Francisco González, el director general de Pesca Marítima: “He trabajado con Dimas de manera muy cercana e intensa. Es alguien que ha peleado mucho por el sector pesquero asturiano”, afirmó en aquel acto.

Compartir el artículo

stats