Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias acabó marzo con una curva ascendente de casos de coronavirus pero sin una presión hospitalaria preocupante

La última semana de toda la pandemia en la que se contabilizaron casos positivos (del 21 al 27 de marzo) casi 3.500 pacientes dieron positivo

Asturias ya vive inmersa en la nueva estrategia en a lucha contra la pandemia del coronavirus. Desde el lunes de esta semana, el nuevo protocolo ha eliminado las cuarentenas para casos leves y asintomáticos y ha empezado a centrarse en la vigilancia en mayores de 60 años, enfermos inmunodeprimidos, mujeres embarazadas y casos graves. Esta nueva manera de "vigilar" el covid (algunos lo han llamado "gripalizar" la enfermedad) ha llegado en un momento en el que Asturias vivía un repunte de casos. Con el cambio de protocolo, ya no se podrá seguir monitorizando el número de contagios, al haber desaparecido las pruebas diagnósticas (a excepción de los casos de riesgo).

Si nos fijamos en el mes de marzo, el aumento de los casos estaba siendo bastante pronunciado. Si en la primera semana se registraron poco más de 2.000 nuevos contagios, la últimas semana del mes esa cifra no se doblaba, pero casi. Entre el 21 y el 27 de marzo, Salud notificó 3.419 casos. Un crecimiento sustancial que, por otra pare, parecía estabilizarse. En ese momento, la incidencia acumula a 14 días en Asturias se encontraba en los 656 casos por cada cien mil habitantes.

Casos por semana en Asturias

Lo cierto es que si nos atenemos a los datos en los que se van a focalizar las autoridades sanitarias en esta nueva fase de la pandemia, centrados en la situación y la evolución del covid en los hospitales, el aumento de ingresos hospitalarios (que se estaba produciendo) era bajo y no parecía alarmante. Durante la última semana con datos, los hospitalizados pasaron de 131 a 140, con una bajada de los ingresados en UCI de 16 a 11. Actualmente hay 146, pacientes hospitalizados a causa del virus. 

Por concejos, Gijón fue el municipio que más positivos registró durante la última semana de marzo: 1.208 nuevos casos . La cifra casi doblaba la registrada en Oviedo (639) y quintuplicaba la de Avilés (244). Por detrás, Siero, Mieres, Langreo, Laviana, Castrillón o Corvera.

Según los últimos datos hechos públicos por la Consejería de Salud este viernes, Asturias está actualmente en nivel de riesgo por covid bajo y en los hospitales del Principados solo había en ese momento 146 pacientes hospitalizados a causa del virus. 

Los indicadores en los que Asturias presenta unas cifras más altas es en la incidencia acumulada (tasa de casos por cada 100.000 habitantes): de 745 en mayores de 60 años en los últimos 14 días y de 379 en mayores de 60 años en los últimos 7 días. Ambos parámetros se encuentran en el rango de "riesgo medio".

La ocupación de camas hospitalarias, la tasa de nuevas hospitalizaciones por cada 100.000 habitantes, la tasa de ocupación de hospitales por cada 100.000 habitantes y la ocupación de las UCI se encuentran (actualmente con 11 pacientes), todos, en niveles "bajo" o de "circulación controlada".

Las malas noticias son el fallecimiento de seis personas entre el lunes y el miércoles de esta semana. Tenían edades comprendidas entre los 40 y los 95 años.

Balance de dos años

El Observatorio de Salud en Asturias, dependiente de la Consejería, ha elaborado un detallado informe de los dos primeros años de pandemia de covid. Abarca desde el 29 de febrero de 2020 –fecha del primer ingreso hospitalario en la región– hasta el pasado 27 de febrero. En ese periodo, se diagnosticaron 193.960 casos de covid. Entre tanto, la cifra de fallecidos “con” o “por” covid supera los 3.500, dato que rebasa en aproximadamente un millar las víctimas reconocidas por el Ministerio de Sanidad.

En los hospitales de Asturias fueron atendidos 11.975 de estos contagiados. Y, de ellos, 1.005 fueron llevados a una UCI. A lo largo de este mes de marzo, todas estas cifras han aumentado ligeramente.

Los datos ponen de relieve lo que ya se sabía pero raramente se ha plasmado en cifras precisas. La pandemia ha sido, de alguna manera, varias pandemias de perfiles muy distintos. En particular, tras la llegada de las vacunas. Un ejemplo: en la primera ola ingresaron en el hospital casi la mitad de las personas diagnosticadas (un 46 por ciento); en la sexta ola, la denominada “ola ómicron” por ser esta la variante dominante, han requerido hospitalización el 2,1 por ciento de los contagiados. Tan distintas han sido las diversas fases de la pandemia que en aquella fase inicial, la del encierro domiciliario y la gran angustia individual y social, se registraron en total 2.434 infectados en cuatro meses. En la sexta ola hubo bastantes jornadas con un número mayor de contagiados en un solo día.

Compartir el artículo

stats