Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece el histórico comunista Mario Huerta, "El Maestrillo"

Represaliado en el franquismo, ocupó cargos en el PCE y el PCPE y fue diputado regional por IU

Mario Huerta, en una imagen tomada en Gijón en 2011. | Marcos León

Fue Horacio Fernández Inguanzo, "El Paisano", quien apodó "El Maestrillo" a Mario Huerta Suárez, histórico comunista fallecido el pasado lunes en Gijón a los 80 años de edad, fiel a sus convicciones de izquierdas que había mamado desde pequeño junto a sus hermanos en la casa familiar de su Grado natal.

El apodo cariñoso le venía al pelo a un hombre cuyo compromiso político fue el motivo de que lo apartaran de la profesión que había elegido, tras estudiar magisterio en Oviedo e impartir clases de lengua, primero en el colegio de la Inmaculada en Gijón y después en el del Corazón de María, de donde lo acabaron echando por sugerencia de la Policía, según recuerdan sus familiares. Eran los tiempos de la dictadura, unos años en los que Mario Huerta fue un activo militante del PCE en la clandestinidad.

Un activismo que lo llevó durante un tiempo de la cárcel gijonesa de El Coto y a ser detenido habitualmente, junto a otros comunistas conocidos, en las fechas próximas al primero de mayo. La mayor parte de su vida estuvo ligada a Gijón, donde primero residió con sus padres en el barrio de La Arena y, posteriormente, en su domicilio de la parte baja de El Coto. En las vacaciones, era habitual de La Raya (Aller), en la casa de su mujer, Alejandrina Orviz Ortiz, con la que tuvo tres hijos.

No toda su trayectoria estuvo ligada al PCE. De ahí pasó durante un tiempo al Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE, prosoviéticos) del que fue secretario general en Asturias, para volver posteriormente al seno del PCE. También fue presidente de la asociación de amistad hispano soviética Adamhis y fundador de la Sociedad Cultural Gijonesa y de la Sociedad Cultural de Pumarín.

En la transición fue uno de los integrantes del Comité Regional del PCE en Asturias y también ocupó cargos en el partido en años posteriores. En la esfera institucional, fue diputado por IU en la Junta General del Principado entre 1987 y 1991. Sus restos mortales fueron incinerados ayer en el tanatorio gijonés de Cabueñes tras un acto civil de despedida.

Compartir el artículo

stats