Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El relato de las dos montañeras perdidas en Caso que pasaron dos noches en el monte y sobrevivieron con moras y avellanas: "Nos despistamos y cogimos una canal que no era"

"Cuando vimos una cabaña, nos quedamos allí; estábamos sin cobertura y sin batería, no podíamos hacer más", cuentan tras un reencuentro con sus familiares lleno de alegría y abrazos

36

En imágenes: Así fue el reencuentro con sus familiares de las montañeras rescatadas en Caso Luisma Murias

Llegaron a Orlé, donde habían dejado el coche para iniciar su ruta el domingo por la mañana, hoy martes a eso de las seis de la tarde. Y lo hicieron agradeciendo su labor a los Bomberos de Asturias y la Guardia Civil, así como a todos los que colaboraron en su búsqueda. Fueron dos noches en el monte tras perderse a causa de la niebla y, tras activarse la búsqueda en la noche del domingo, muchas horas de intenso dispositivo hasta que dieron con ellas este mediodía. En Orlé pudieron reencontrarse esta tarde con sus amigos y familiares entre lágrimas de alegría y abrazos.

"Nos despistamos, cogimos una canal que no era", cuenta Evangelina Heredia, Eva, langreana de 61 años, tras pasar más de dos días en la montaña casina junto a su amiga Rosa María Hevia, naveta de 65. Fue así cómo se desviaron, por culpa de la niebla, hasta Pandemules, alejándose de la ruta circular del pico Campigüeños que tenían pensado realizar. "Cuando vimos una cabaña nos quedamos allí", agrega Eva Heredia.

Su experiencia como montañeras, pues pertenecen a un grupo radicado en Bimenes, hizo que no perdieran la calma durante las largas horas extraviadas. "Estuvimos tranquilas y decidimos seguir en la cabaña", explica Rosi Hevia. "Estábamos sin cobertura y sin batería. No podíamos hacer más", aclara. Solo en un momento dado, en la mañana de lunes, consiguieron contactar con el 112 Asturias, pero sin poder mandar su ubicación por la falta de cobertura. Sí les pudieron decir que habían pasado la noche en una cabaña y que estaban bien. Pero desde esa llamada, no se supo más de ellas hasta que hoy, pasadas las 14 horas, un equipo del Greim de la Guardia Civil y bomberos dio con ellas en Pandemules, ya cerca del límite con Ponga.

Así fue la búsqueda de las dos montañeras perdidas en Caso

Así fue la búsqueda de las dos montañeras perdidas en Caso Guardia Civil

En Orlé les esperaban esta tarde sus familias, con las que habían podido hablar antes por teléfono, así como vecinos y amigos que habían participado en la búsqueda estos días. Las dos mujeres se las ingeniaron para resistir en la montaña casina lo que hizo que, aunque cansadas, tuvieran fuerzas para esbozar sonrisas y contar sus vivencias a su llegada. "Para beber teníamos el río cerca, y había moras y avellanas", explica Eva Heredia.

Búsqueda del gijonés desaparecido en Cabrales

Por otro lado, continúa la búsqueda de Javier Amigo, el gijonés de 60 años desaparecido en Cabrales, corriendo a cargo de la Guardia Civil, que el lunes ya rastreó amplias zonas de la canal del Texu, entre Poncebos y Bules, y sus alrededores. El helicóptero de Guardia Civil, "Cuco", sigue haciendo pasadas por la zona y efectivos del Greim de Cangas de Onís la recorren a pie con guía de perros. Además, por la tarde se ha sumado la unidad de drones del Sepa.

A Javier Amigo se le perdió la pista después de que se separase de su mujer y su cuñada en Poncebos para subir a Bulnes caminando por la canal del Texu. Ellas decidieron hacer el trayecto en funicular. Su mujer pide ayuda a cualquier que lo pudiera haber visto, dado que ese día ese popular camino de los Picos estaba muy concurrido. Javier Amigo vestía cuando se le perdió la pista una camiseta azul celeste intenso de su grupo de montaña y, debajo, una camiseta azul marino con tirantes, además de pantalón corto caqui y una mochila tipo bandolera y llevar gafas de sol graduadas. La familia ruega que cualquiera que pueda aportar información llame a la Guardia Civil de Cangas de Onís.

Compartir el artículo

stats