Los esfuerzos de la Guardia Civil y el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (Sepa) para tratar de dar con las tres personas que permanecen desaparecidas en la montaña asturiana tras un fin de semana frenético en cuanto a la actividad de rescates han dado sus frutos en el caso de las dos mujeres perdidas en la ruta del Campigüeños (Caso), en el parque natural de Redes. No así por ahora en el caso del hombre al que se le perdió la pista en la canal del Texu, entre Poncebos y Bulnes (Cabrales), suman ya dos días en la montaña sin haber sido localizados.

Las dos mujeres han sido localizadas, en principio en buen estado, en Pandemules. Se desviaron así de la ruta de Campigüeños que tenían pensado hacer. Tras pasar dos noches en la montaña, este mediodía han sido localizadas. La imposibilidad de aproximar el helicóptero hasta la zona donde fueron halladas ha obligado a que tengan que bajar caminando con el equipo de rescate por tierra. Van acompañadas por miembros del Greim de la Guardia Civil y un guarda del medio natural del Principado.

El Sepa ha establecido para su búsqueda un puesto de mando avanzado en Orlé, localidad casina de donde salieron Evangelina Heredia, langreana de 61 años, y Rosa María Hevia, naveta de 65, el domingo por la mañana para realizar la ruta al pico Campigüeños. Tras mandar una foto a sus familiares al mediodía, no se supo más de ellas, hasta que en la mañana del lunes consiguieron contactar con el 112 Asturias pero sin poder mandar ubicación a causa de la falta de cobertura. Habían pasado una primera noche en una cabaña -hay muchas en la zona- y estaban bien. Pero a lo largo del lunes los servicios de emergencia no fueron capaces de ubicarlas para su rescate y, sin tener más noticias de ellas, estas dos enamoradas de la montaña, pertenecientes a un grupo de Bimenes, tuvieron que pasar una segunda noche en la montaña. Finalmente, han sido localizadas este mediodía.

Esta mañana se reanudó, tras permanecer hasta las dos de la madrugada de la noche del lunes al martes, el dispositivo de rastreo de las dos mujeres. El punto de encuentro de los efectivos que forman parte del dispositivo y a cuyo frente está un jefe de zona de Bomberos del Sepa se estableció en la localidad de Orlé. Por parte del Sepa trabajan en las labores de rescate bomberos de Proaza y La Morgal, Unidad Canina y efectivos del Grupo de Rescate por tierra. La niebla, que está dificultando las tareas, impide la participación de los helicópteros de Bomberos de Asturias. Además, la Guardia Civil ha activado a ocho efectivos de su grupo de montaña (Greim), a los que se suman voluntarios de Protección Civil de Nava, dos agentes de la Guardería de Medio Natural del Principado y montañeros y familiares de las dos desaparecidas.

Se han establecido trece puntos de búsqueda y rastreo: Pico la Senda a Campigüeños, Piedrafita-Zahoya, Foz de Melordaña-Valloseru-Majada de Campigüeños, Cabaña de Argüeros-La Felguerina, Taranes-Entregüe-Pigüe, Peloña, Pico Juacu-Fitos de Piedragafita, Norte de cabañas Incos, Sur de cabañas Incos, Melordaña-majada de Vallosera, Pendones-Melordaña, Tiatordos y pista de Orlé.

Búsqueda del gijonés desaparecido

La búsqueda de Javier Amigo, el gijonés de 60 años desaparecido en Cabrales, también continúa con intensidad hoy, corriendo a cargo de la Guardia Civil, que el lunes ya rastreó amplias zonas de la canal del Texu, entre Poncebos y Bules, y sus alrededores. El helicóptero de Guardia Civil, "Cuco", sigue haciendo pasadas por la zona y efectivos del Greim de Cangas de Onís la recorren a pie con guía de perros. 

Eso sí, esta mañana algunos de estos efectivos tuvieron que ser desviados para el rescate de una montañera que se había lesionado en un tobillo bajando desde el refugio de Cabrones, en el límite de la canal de Anuesa. El enésimo incidente en la montaña asturiana en estos días.

A Javier Amigo se le perdió la pista después de que se separase de su mujer y su cuñada en Poncebos para subir a Bulnes caminando por la canal del Texu. Ellas decidieron hacer el trayecto en funicular. Su mujer pide ayuda a cualquier que lo pudiera haber visto, dado que ese día ese popular camino de los Picos estaba muy concurrido. Javier Amigo, que aparece en una imagen reciente en la foto que acompaña esta información, vestía cuando se le perdió la pista una camiseta azul celeste intenso de su grupo de montaña y, debajo, una camiseta azul marino con tirantes, además de pantalón corto caqui y una mochila tipo bandolera y llevar gafas de sol graduadas. La familia ruega que cualquiera que pueda aportar información llame a la Guardia Civil de Cangas de Onís.