Dos semanas después de haber finalizado la Cumbre del Clima de Egipto, Asturias da un paso más en la lucha contra el calentamiento global. La Universidad de Oviedo y el Gobierno del Principado, a través de la consejería de Medio Ambiente, han firmado este jueves la constitución de la Cátedra de Cambio Climático, dotada de 100.000 euros anuales para aumentar el conocimiento científico sobre la crisis climática y sus efectos en la región. La alianza permitirá reforzar la investigación en este campo, hacer proyecciones para Asturias, detectar medidas de mitigación y concienciar a la sociedad. 

En el acto de presentación de la firma estuvieron el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, el vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, la viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, el director de área de Transferencia y Cátedras de Empresa de la Universidad, Jorge García, y los profesores José Luis Rodríguez Gallego y Arturo Colina, que son director y subdirector de la cátedra, respectivamente. Además de Gallego, que es catedrático de Prospección e Investigación Minera, en la dirección de la cátedra también estará José Manuel Rico, catedrático de Ecología y decano de la Facultad de Biología. 

Uno de los objetivos de la colaboración será la formación tanto del alumnado universitario como del personal de la administración pública. Asimismo, la cátedra ofrecerá ayuda a grupos de investigación para la realización de trabajos sobre sus áreas de conocimiento y  propondrá proyectos de ámbito nacional e internacional. En el acto de este jueves, el Rector El rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, hizo hincapié en la importancia de establecer convenios con las administraciones públicas para avanzar «en cuestiones que afectan de forma directa a toda la ciudadanía» y destacó cómo esta cátedra se enmarca «en el compromiso de la Universidad de Oviedo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030». 

Por su parte, el vicepresidente Juan Cofiño señaló que «la creación de la cátedra es una de las medidas incluidas en la Estrategia de Acción por el Clima que está elaborando el gobierno para profundizar en el conocimiento científico sobre el cambio climático y sus efectos en Asturias». «También debe ser un instrumento útil para difundir de una forma veraz, pedagógica y accesible la información sobre el cambio climático, sus impactos y el modo de abordarlos desde la ciencia», agregó.