Las escuelas infantiles ya llegan a 48 concejos asturianos y funcionarán este curso con una financiación récord de 21,22 millones de euros. La inversión, que supone un incremento del 19,62% respecto al año anterior, la aprobó ayer el Consejo de Gobierno del Principado y consta de dos partidas diferentes para mantener y extender la red de 0 a 3 años. La primera de ellas implica un gasto de 20,3 millones para las unidades de primer ciclo de Educación Infantil que ya existían en 42 municipios. Mientras que la segunda consta de 922.288 euros procedentes de fondos europeos para la creación de nuevas unidades y la apertura de escuelas.

En concreto, este curso la Consejería de Educación que lidera Lydia Espina ha apoyado a los ayuntamientos con ayudas que han permitido abrir 318 nuevas plazas de hasta tres años en once centros ubicados en diez municipios. Son Gijón, Proaza, Castropol, Gozón, Cabranes, Ponga, Siero, Somiedo, Vegadeo y Villaviciosa (este último recibió ayuda para dos escuelas: La Oliva y Venta las Ranas). La ampliación permitió abrir 21 nuevas unidades con una inversión global de 1,83 millones. Este programa continuará el año que viene con una apuesta mucho mayor. Serán 8,64 millones, un 114% más respecto a 2022. Los fondos forman parte de una partida total de 13 millones procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia para gastar antes de septiembre de 2024. Estos recursos posibilitarán crear, según estima Educación, "otras 1.300 plazas", que evidentemente elevarán el número de unidades existentes.

El programa de impulso a la escolarización en el primer ciclo de Infantil contempla tres modalidades de subvenciones: para obras de construcción de un nuevo edificio o rehabilitación de un inmueble, para ampliar aulas en edificios existentes y para realizar obras en interiores. En la pasada, y a la vez primera, convocatoria quedaron fuera ocho municipios que ahora podrán volver a presentarse: Coaña, Grado, Grandas de Salime, Lena, Navia, Santa Eulalia de Oscos y Valdés.

Hoy en día en Asturias hay 77 centros que suman unas 4.358 plazas en 48 concejos. Ya solo quedan, por tanto, 30 municipios por cubrir. Una novedad para el próximo curso, anunciada este fin de semana por la Consejera, es la extensión de la gratuidad total del servicio a las familias con ingresos inferiores a 42.000 euros brutos anuales. El departamento de Educación estima que la exención del pago beneficiará al 75% del alumnado.

La nueva EBAU

Por otro lado, la Consejera de Educación, Lydia Espina, se refirió ayer en Gozón al aplazamiento de la nueva EBAU hasta junio de 2028. Espina incidió en que Asturias ve "positiva" la decisión tomada por la Ministra Pilar Alegría y puntualizó que "no se trata de posponer la prueba, sino de hacer un calendario más gradual en el tiempo". Es decir, que la Selectividad más competencial se irá implantando poco a poco, con ejercicios que van en esta línea a partir de 2024 y con el objetivo final de tener un examen completamente diferente al actual en 2028. La titular de Educación avanzó que el próximo viernes habrá una Sectorial con Madrid y el resto de comunidades en las que se abordará el futuro de la prueba de acceso a la Universidad. Para el profesorado asturiano, este retraso es una muestra más de la "precipitación" con la que se está implantando la LOMLOE.