La Variante vuelve a quedar sin fecha de apertura: Barbón afirma que "será en los próximos meses"

El Presidente del Principado reconoce que la entrada en servicio antes de mayo le interesaba como candidato, pero añade que debe primar la seguridad y que las pruebas están siendo "más complejas y dificultosas de lo que se pensaba"

Adrián Barbón: "Jamás me perdonaría que hubiera un accidente por presiones para inaugurar antes de tiempo el AVE a Asturias"

A.D.

La fecha de apertura de la Variante de Pajares va perdiendo precisión con cada día que pasa. El miércoles todavía era el mes de mayo, el jueves la Delegada del Gobierno borró esa posibilidad hablando muy genéricamente del "primer semestre" del año y este viernes, el presidente del Principado fue incluso menos específico, dejando el horizonte en un inconcreto "en los próximos meses". "Las pruebas de seguridad están ralentizando" el camino hacia la puesta en servicio de los túneles, apunta Adrián Barbón con la conciencia de que ya no será posible abrirlos antes de las elecciones de mayo y refrenando sus ansias. Sólo afirma ya que el momento "depende de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. Hasta que ellos no determinen la fecha, no puedo fijar plazos".

Sí aclaró, sobre los motivos de esta demora que engorda una inmensa lista, que los procesos de examen están siendo "más complejos y dificultosos de lo que se pensaba al principio", que cuando uno de los parámetros no se ajusta a lo previsto "hay que reiniciar todo el sistema y volver a chequear", y que en esas circunstancias no es posible aproximar con precisión un horizonte cierto de apertura. Casi como un deseo, aventuró sin más concreciones que "puede" que este último "sea un retraso mínimo de unos meses" y pasó a la dimensión política de aquel anuncio ahora incumplido en el que el Ministerio de Transportes situó la apertura justo antes de las elecciones de mayo.

Barbón reconoció al fin que aquel plazo le generaba "interés" en su condición de candidato a la reelección. Como "por encima de todo soy presidente del Principado", no obstante, "quiero que se abra con todas las garantías de seguridad. Sería irresponsable cegarme a todo trance a que la Variante se abra en mayo si eso supone poner en peligro la vida de los asturianos y la de quienes nos visitan. Lo responsable, lo que debe ser una exigencia que me impongo, es esperar a que se abra cuando pueda hacerse con todas las garantías de seguridad para los viajeros". "Jamás me perdonaría", abunda, "que hubiera un accidente por responsabilidad política o presiones" que hicieran "que el trazado no hubiera sido validado correctamente".

El jefe del Ejecutivo comparte el "escepticismo" de una población vacunada por una década larga de plazos incumplidos. "Si no lo hubiera visto, yo tampoco lo creería", pero ha sido testigo de que "las pruebas de seguridad se están haciendo" y de que el proceso está en sus últimas fases. "Lo que sí era una mala noticia", enlaza con la otra controversia ferroviaria de la semana, era el planteamiento del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) de barajar como posibilidad que la Variante se abriese con cortes puntuales entre Pola de Lena y Oviedo para acometer las obras de acondicionamiento del trazado. La mera idea de hacer coincidir la llegada del AVE con transbordos en autobús o interrupciones del servicio los fines de semana era una señal de profundo "desconocimiento de la realidad asturiana" cuyos efectos, precisa Barbón, ya han quedado desactivados. "El Ministerio de Transportes y el Adif aceptan la posición clara y rotunda que ha manifestado el Principado y ahora habrá que negociar cómo se ejecuta esa actuación sin perjudicar a los tráficos". Pero ya se puede garantizar que "cuando se abra la Variante, los trenes llegarán a Oviedo y Gijón".

El Presidente anunció además que el Ministerio prolongará las pruebas de seguridad y no se restringirá al trayecto hasta Campomanes, sino que lo alargará a la línea hasta Oviedo y Gijón y que en las reuniones que su administración y la estatal tienen pendientes para definir la ejecución de la obra de adecuación en el trazado interurbano asturiano "vamos a hablar de todo. También para dejar prevista cualquier obra futura", en referencia a la posibilidad de aprovechar para instalar el triple hilo de Lena en adelante que reclaman algunos técnicos. El Gobierno, sostiene Barbón, sabe o intuye desde "las últimas semanas" que la apertura de la Variante se vuelve a retrasar. "Se nos ha venido advirtiendo", concreta, "porque cada semana mantenemos reuniones y ya se veía que las pruebas se estaban retrasando y que algunas se tenían que repetir".

Con respecto al informe del Adif que ha desatado las especulaciones sobre los posibles cortes de fin de semana entre Pola de Lena y las grandes ciudades asturianas, Barbón recalca lo mismo que los responsables ministeriales y los del operador ferroviario, que la propuesta viene de "un documento técnico, un borrador de intenciones que no había pasado aún ningún filtro político. Estos informes no concluyen nada hasta que van a una licitación y se fijan las condiciones", concluye. Y es en esa fase "cuando se habla con nosotros". Lo dice para justificar que no conocieran los planes del Adif, que "lo que hace es fijar las posibles afecciones al sistema ferroviario durante al obra, pero hasta que no haya una licitación es una previsión técnica que no tiene ningún recorrido más".

Pese a las inconcreciones sobre la fecha de apertura de la Variante, mientras tanto, Adrián Barbón sigue defendiendo la apuesta por dedicar a la llegada del AVE el estand del Principado en la inminente Feria Internacional del Turismo (FITUR). Frente a las críticas recibidas sostiene que uno de los beneficios que trae consigo la Variante es su efecto sobre la "desestacionalización del turismo".

La "cumbre" con la Xunta sobre el Corredor Atlántico, el día 27 en Santiago

La "cumbre" interautonómica anunciada para que los gobiernos de Asturias y Galicia hagan fuerza en favor del Corredor Atlántico ha quedado fijada para el próximo viernes 27 en Santiago de Compostela. El presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, y su homólogo gallego, el popular Alfonso Rueda, tratarán de reforzar su postura "exigente" ante el Gobierno de España para que las inversiones y el apoyo al eje ferroviario atlántico se equiparen con las del mediterráneo y de hacer escenificación de unidad. "Mi compromiso", reiteró ayer Barbón, "es anteponer los intereses de Asturias a cualquier otros". En este terreno, mi postura exigente para que se cumplan los compromisos ha sido una constante. En esto no me vinculan aspectos ideológicos, sólo me vincula Asturias. Por eso voy a participar activamente en esta cumbre para desarrollar una postura común».