Las plazas para dirigir el HUCA y Cabueñes se convocan esta semana en un clima de continuidad

Bayona atribuye al PSOE la decisión de adelantar su relevo al frente de la sanidad gijonesa | Para el área sanitaria de Oviedo se baraja a los colaboradores inmediatos de Luis Hevia

Luis Hevia y Manuel Bayona. | LNE

Luis Hevia y Manuel Bayona. | LNE

Las convocatorias para cubrir las gerencias de las dos grandes áreas sanitarias de Asturias se publicarán en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) esta misma semana, según anunció ayer el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz. En medio del actual clima de incertidumbre sobre el futuro político de la región, en los ambientes sanitarios se vaticina que a los respectivos concursos de méritos concurrirán mayoritariamente candidatos locales. Asimismo, se prevé que las autoridades sanitarias apostarán por la continuidad en las hojas de ruta, no por dar grandes giros, sin que ello signifique una renuncia a introducir mejoras en la gestión del día a día. No obstante, las convocatorias son abiertas y todo es posible.

Los relevos de los responsables de las zonas de Oviedo –Luis Hevia– y GijónManuel Bayona– han sido recibidos con cierta sorpresa. Van a implicar la ejecución de dos nombramientos considerados estratégicos –incluyen la responsabilidad sobre dos grandes hospitales (HUCA y Cabueñes)– pocas semanas antes de las elecciones municipales y autonómicas previstas para el próximo 28 de mayo.

"Vamos a hacerlo con la agilidad necesaria para que no haya ningún vacío, pero con la tranquilidad necesaria para hacer un buen relevo", señaló el titular de Salud, quien enmarcó estos movimientos en el ámbito de la "normalidad". Pablo Fernández atribuyó los cambios a "jubilaciones en diferentes circunstancias". Los otros dos relevos afectan a Juan Saavedra, director de Atención Sanitaria y Salud Pública del área sanitaria VIII (valle del Nalón); y Teresa Manteca, subdirectora Económica y de Profesionales del área IV (Oviedo y centro).

En este primer momento, se considera improbable que se presenten a las plazas grandes figuras de la gestión sanitaria provenientes de fuera de la región. La palabra clave más bien parece "continuidad". En el caso del HUCA, desde las instancias políticas se valora la estabilidad como un bien superior. Y se estima que en los 18 meses que el gerente ha estado de baja –por un problema de salud que ha desembocado en una jubilación prematura– sus inmediatos colaboradores, José Antonio Vecino y Beatriz López Ponga, han desarrollado un papel eficiente, por lo que se considera muy probable que ambos opten a la gerencia. Quizá la segunda cuente con algún apoyo más en una eventual comparativa de perfiles idóneos.

Para la gerencia del área de Gijón y de Cabueñes se manejan más nombres. Y el clima es más agitado. Después de una primera despedida cargada de palabras y gestos de satisfacción y gratitud, ayer Manuel Bayona entró en detalles. Era generalizada la extrañeza sobre el momento de su relevo. Se entendía que el doctor Bayona se jubilaría a lo largo de este año –tiene 66 años–, pero después de las elecciones autonómicas. Ayer, admitió que su marcha no se debe a una decisión propia, sino de otras esferas: "Mi compromiso con Pablo (Fernández, el consejero) era esta legislatura y el Gobierno ha puesto la fecha. El PSOE ha creído conveniente que sea ahora y no en mayo. Yo la fecha no la pongo", reconoció el gerente. "Han sido años maravillosos en Gijón", añadió.

"Mi compromiso era esta legislatura y el PSOE ha creído conveniente que sea ahora y no en mayo"

Manuel Bayona

— Gerente de Cabueñes

Bayona reunió ayer en el salón de actos del Hospital de Cabueñes a la mayoría de jefes de servicio, coordinadores de centros de salud y otros mandos intermedios del área V, así como a representantes de la junta de personal. Llegó a emocionarse varias veces y se limitó a hacer un balance de su gestión de estos años.

Bayona destacó, acompañado por su directora médica, Clavel Arce, el logro de que el hospital vaya a contar con el servicio de cirugía robótica, el aumento de la plantilla orgánica en el área y las varias obras impulsadas en el complejo para paliar la falta de espacio, entre ellas, la del servicio de Urgencias. El médico andaluz se marcha ahora unas semanas de vacaciones y volverá el mes que viene, se entiende, para oficializar el relevo.

No se ha elegido una fecha tranquila para cambiar de gerente en Cabueñes. El área sanitaria gijonesa vive tiene varios proyectos en marcha. Son inminentes los inicios de obra del centro de salud de Nuevo Roces y del recrecido de dos plantas del edificio central de Cabueñes para albergar la cirugía robótica. A lo largo de este año, además, ese robot quirúrgico se instalará provisionalmente en un quirófano de Ginecología para empezar a funcionar, se espera, incluso antes del verano. Está en redacción el proyecto constructivo del centro de salud de La Camocha y se están tramitando planes funcionales para afinar el diseño de la ampliación de Cabueñes.

A lo largo de este año, además, se deben iniciar los trámites para diseñar el futuro edificio de salud mental que albergará entre otros servicios una planta de psiquiatría infanto-juvenil. A nivel interno, el personal tiene varias quejas sobre la mesa: enfermeras del hospital reprochan cambios de turnos forzosos a compañeras con reducciones de jornada y médicos eventuales critican las condiciones de sus nuevos contratos como interinos. Los sanitarios de la ciudad entienden que "no se ha elegido el mejor momento" para cambiar la jefatura.

En el área gijonesa se abre un proceso incierto para un futuro gerente que tendrá que liderar la continuación de la ampliación de Cabueñes, la incorporación de equipos tecnológicos con el plan INVEAT y la reducción de unas listas de espera aún disparadas, así como desatascar proyectos enquistados, como la prometida diálisis peritoneal.

Y para esa tarea suenan varios nombres. Primero, el de la propia Clavel Arce. Ocupa su cargo actual desde hace casi un año, pero desarrolló casi toda su carrera en el área V y todo el personal la conoce. También el de Iván Pidal, actual responsable de Atención Sanitaria y Salud Pública, que goza de un profundo respeto profesional entre sus compañeros de centros de salud. Pidal, de hecho, según se explicó ayer a parte del personal, asume ahora la gerencia en funciones de todo el área. Se incluye también en las quinielas a Óscar Veiras, subdirector de Atención Primaria del Sespa desde el pasado octubre, y que había sido hasta entonces jefe de Salud Pública de Gijón, antes del ascenso de Pidal, con quien mantiene una estrecha relación. También valorado y respetado por los profesionales, se entiende que Veiras, aunque destaca por su destreza en la Atención Primaria, demostró también conocer los entresijos de la especializada. Su estancia en Gijón, de hecho, dejó muy buena impresión entre los profesionales del hospital.

Otro nombre en la lista es el de Manuel Vallina-Victorero, apreciado cirujano del hospital y jefe de sección del servicio de Cirugía Vascular. Miembro de la actual ejecutiva del PSOE gijonés, cuenta con una amplia trayectoria en Cabueñes y es además docente en la Facultad de Enfermería y preside la Comisión de Ética de la Investigación con Medicamentos. María Luisa Sánchez, subdirectora de servicios básicos del HUCA, también suena como posible candidata, lo mismo que Susana Santamarina, psiquiatra y exgerente del área de Jarrio.