Podemos confirma su voto favorable y garantiza el éxito del presupuesto del Principado para 2024

Covadonga Tomé enfatiza el eco presupuestario que han obtenido sus propuestas sobre la educación infantil, la salud mental o las listas de espera y dará el sí pese a la ausencia del plan de choque por el empleo que reclamaban

La parlamentaria suma su apoyo a los del resto de la izquierda con la advertencia de que ahora "el PSOE tiene la posibilidad de no hacer ninguna cesión a las propuestas fiscales de la derecha"

Covadonga Tomé, en Oviedo. | Miki López

Covadonga Tomé, en Oviedo. | Miki López / Pablo Álvarez

El PSOE y el Gobierno han recibido antes que casi nunca en los últimos años el alivio de saber que su presupuesto va a ser aprobado. Veintisiete días antes de la votación final en la Junta, la única diputada de Podemos, Covadonga Tomé, ha garantizado a primera hora de la tarde de este sábado el sí que faltaba para la mayoría absoluta favorable. Apretará el botón del voto favorable, ha justificado la parlamentaria del Grupo Mixto, “por una cuestión clara de responsabilidad política con el contexto actual”, en el que “Asturias necesita unos buenos presupuestos para continuar avanzando en la dirección de la mejora de la vida de la gente”, pero también, esto ya lo había dicho, “porque nos vemos reflejados” en el diseño presupuestario que este viernes presentó el Gobierno.

No ha tardado mucho, ni 24 horas, desde el registro del proyecto en la Junta. No está todo lo que querían incluir ni son éstos, como se dice siempre en estos casos, los presupuestos que habrían hecho ellos, pero les agrada el compromiso con su “reivindicación histórica” respecto a la gratuidad y la incorporación de la red de educación infantil a la red autonómica. Les gusta igualmente el incremento de la dotación para la salud mental y “la inversión en la lucha contra las listas de espera sanitarias”, y aplauden que se haya aceptado, con inclusión en el proyecto de ley de Reto Demográfica y dotación presupuestaria para 2024, su propuesta sobre las nuevas redes de transporte “a demanda” en el medio rural, así como la subida del 2,5 por ciento en el salario social básico. También “se está trabajando”, y esperan que la dotación se concrete antes de la aprobación definitiva de las cuentas, en la inclusión del demandado fondo público de inversión en empresas industriales para evitar deslocalizaciones y huidas, aunque sobre esto sólo hay un compromiso “conceptual” que habrá que encajar en el proyecto de ley de industria.

Hasta ahí las coincidencias o los atisbos de ellas. En la zona de las cesiones, Tomé asume que el proyecto del Gobierno “se queda muy cojo en las cuestiones medioambientales” y que prevé “poco o muy poco” respecto al plan de choque por el empleo de las mujeres, los jóvenes y los mayores de 45 años que muy reiteradamente ha propuesto la formación morada. Pero poniendo todo en la balanza, pesa más el plato del sí, que suma 23 con los de PSOE e IU y asegura el éxito de la empresa. Por eso el mensaje de la diputada llama la atención los socialistas sobre la evidencia de que con su voto favorable confirmado “hay mayoría suficiente, y mayoría progresista” en la línea del “blindaje de los servicios públicos” y del portazo a otras propuestas. Esto, remarca y concreta Tomé, “da la posibilidad al PSOE de no hacer ninguna cesión a las propuestas fiscales de la derecha”. Esa es la advertencia hacia el exterior del partido. Hacia dentro, la diputada recuerda que su sí “está respaldado por la militancia y las asambleas” celebradas, tres en el último mes.