Los alcaldes asturianos, ante el nuevo mapa sanitario: apoyo en el PSOE y escepticismo en el PP

La consejera de Salud viaja hoy al Suroccidente para aplacar los recelos del territorio más reacio: "Queremos garantizar el servicio a los nuestros"

Conchita Saavedra (segunda por la derecha) se dirige a los alcaldes presentes en la reunión de  la FACC, ayer. | |   FERNANDO RODRÍGUEZ

Conchita Saavedra (segunda por la derecha) se dirige a los alcaldes presentes en la reunión de la FACC, ayer. | | FERNANDO RODRÍGUEZ / Tania Cascudo (Vegadeo), Julia Quince (Ribadesella), Pablo Palomo (Gijón), Lucas Blanco y Pablo Álvarez (Oviedo)

Pablo Álvarez

Pablo Álvarez

Esta información ha sido elaborada por Tania Cascudo (Vegadeo), Julia Quince (Ribadesella), Pablo Palomo (Gijón), Lucas Blanco y Pablo Álvarez (Oviedo)

La propuesta satisface a los alcaldes del PSOE y siembra "escepticismo" entre los del Partido Popular (PP). Éste el resumen del resultado obtenido ayer por la consejera de Salud, Conchita Saavedra, en la reunión que mantuvo con representantes –regidores u otros cargos– de unos 50 concejos de la región para presentarles la propuesta de reordenación del mapa sanitario que abandera el Gobierno regional y que se halla en fase de difusión y recogida de propuestas. El encuentro tuvo como escenario la sede de la Federación Asturiana de Concejos (FACC), en Oviedo.

Hoy, martes, el eje de las conversaciones se traslada a uno de los territorios de la región donde se registran mayores reticencias: el Suroccidente. La titular de Salud mantendrá una reunión con las alcaldesas de Allande, Ibias y Tineo, y con los alcaldes de Cangas del Narcea y Degaña.

Según el documento del Principado, las ocho áreas sanitarias en las que el territorio asturiano está distribuido desde 1984 pasarán a ser tres, con Oviedo, Gijón y Avilés como cabeceras. Este planteamiento de partida implica que el Noroccidente se fusionará con el área de Avilés; el Suroccidente y el valle del Caudal se unifican con Oviedo y los concejos del centro de la región; y la cuenca del Nalón y el Oriente se suman al área de Gijón.

Cecilia Pérez (PSOE), alcaldesa de El Franco y presidenta de la FACC, valoró positivamente el encuentro de ayer: "Fue una reunión muy cordial. La Consejera nos explicó las líneas principales del documento. El sentir general es llegar a un punto de encuentro con las aportaciones necesarias para que el decreto traiga una mejora de la calidad de nuestra sanidad pública".

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli (PP), se mostró más bien parco en explicaciones: "Fue una exposición muy genérica. Suscribimos lo que dice el PP regional de este plan y solo deseamos que lo que se aplique sea bueno para mejorar la sanidad asturiana". La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), eludió pronunciarse. Desde Avilés, la concejala delegada de Mayores y Ciudad Saludable, Ana Suárez Guerra (PSOE), indicó que la revisión del mapa "no generará ninguna merma en la atención a la población", sino todo lo contrario: "Se mejorará la armonización de zonas que ahora, aún coordinándose, son difíciles de homogeneizar, y se mejorará la gestión del conocimiento al compartirse en áreas mucho más grandes". De otro lado, indicó la edil avilesina, "se está negociando con los agentes sociales todo aquello que tiene que ver con recursos humanos, y se asegurarán, como no puede ser de otra manera, los derechos de los profesionales".

La alcaldesa de Navia, Ana Isabel Fernández (PP), se muestra mucho menos seducida por el documento de inicio: "La fusión de áreas sanitarias es un proyecto sustentado sobre pilares muy débiles y sobre utopías, que hacen difícil creer en las promesas de mejora del servicio y atención a los pacientes del Occidente de Asturias, que repiten hasta la saciedad. El mapa sanitario puede esperar, pero la atención sanitaria no".

El alcalde de Valdés, Óscar Pérez (PSOE), expresó su "plena confianza" en el enfoque de la Consejería, "que busca reducir la burocracia y optimizar la cartera de servicios". "Considero que este plan de la Consejería puede reducir las listas de espera y mejorar la atención primaria", apostilló el regidor valdesano.

Para César Álvarez (PSOE), alcalde de Vegadeo, la reordenación "es muy positiva", dado que "Asturias ha evolucionado, se ha desarrollado y hay mejoras en sus infraestructuras". "Creo que, después de hacer un estudio minucioso de la situación, este planteamiento del nuevo equipo de la Consejería nos permitirá dar un paso para mejorar y adaptarnos a las necesidades actuales", aseveró Álvarez.

José Luis Fontaniella (PP), alcalde de Cangas del Narcea, entró en la reunión y salió de ella "con el mismo escepticismo". Sobre el nuevo encuentro con la consejera de Salud que hoy mantendrá junto a otros regidores del Suroccidente, afirmó: "Esperamos que avance en esas propuestas y nos cuente un poco más a fondo el plan que tiene para nuestro hospital. Yo creo en la política de los consensos y los acuerdos, y espero que ella también para poder llegar a la mejor de las soluciones. Mi obligación va en esa línea de garantizar el servicio sanitario a los 11.800 habitantes de mi concejo".

La alcaldesa de Tineo, Montserrat Fernández (PP), también se manifestó convencida sólo a medias: "La Consejera nos explicó por encima el funcionamiento de las áreas sanitarias y que no se iban a perder servicios, sino todo lo contrario, pero ya lo veremos. Somos un poco escépticos porque fundir nuestra área con Oviedo puede traer ventajas, pero también inconvenientes y lo que no queremos es perder servicios y que los ciudadanos tengan que desplazarse aún más lejos de lo que ya lo hacen".

A juicio de Gemma Álvarez (PP), alcaldesa de Ibias, las autoridades sanitarias "siguen sin concretar nada y se basan en un informe muy genérico que más que un detalle de la reordenación es una descripción del estado adormecido de la sanidad en Asturias".

Distinto es el tono del alcalde de Castropol, Francisco Javier Vinjoy (Castropol Avante): "Considero muy positivo el hecho de que la propuesta sea analizada y, en su caso, modificada e impulsada con la participación de los Ayuntamientos". Vinjoy hizo hincapié en que "las mejoras deben ser visibles y estar orientadas a la optimización del servicio y a la excelencia de la atención a la ciudadanía".

Sergio Hidalgo (Foro), alcalde de Salas, reclamó que "una zona rural como la nuestra tenga cubiertas las necesidades de sus habitantes, es decir, que los centros periféricos estén abiertos, que tengamos servicio de pediatría... Eso es lo principal y prioritario".

"Prudencia" es la palabra empleada por el teniente alcalde de Llanes, Tomás Antuña (PP), para definir la revisión del mapa sanitario: "La consejera nos ha comentado que todo va a seguir como estaba, que de momento los hospitales comarcales van a permanecer igual y que, aunque cambiemos de área, eso nos va a beneficiar en que mejoraremos en la cartera de salud y de servicios. Después de dos reuniones con ella, no sabemos mucho más. Creo que no podemos adelantar acontecimientos, hay que esperar a ver que va a pasar y valorar el día a día", señaló

Paulo García (PP), alcalde de Ribadesella, puso de relieve que "todo lo que se nos trasladó fueron muy buenas palabras". Y agregó: "No obstante, desde el Partido Popular vamos a hacer un seguimiento del tema para que no haya luego problemas. Lo que queremos es que se garanticen los servicios de la cartera de salud del hospital y que no haya mermas en la atención".