Los Avril, ni para abril: cronología de un retraso sonoro en los nuevos trenes y la peculiar reacción del Gobierno regional

Óscar Puente dijo en diciembre que los trenes podían estar en enero y aseguró que se podía equivocar por días

Barbón no hizo referencia al nuevo retraso y Calvo pasó de puntillas

Por la izquierda, Óscar Puente y Adrián Barbón, en la última visita a Asturias del Ministro.

Por la izquierda, Óscar Puente y Adrián Barbón, en la última visita a Asturias del Ministro. / Principado

Óscar Puente, ministro de Transportes, el 30 de noviembre del año pasado, un día después de inaugurar la Variante de Pajares y tras una semana y un día de prometer su cargo ante el Rey: "Puedo decir algunas cosas con la absoluta tranquilidad de no equivocarme. Los Avril van a estar en el primer trimestre, si pueden estar en febrero, mejor que en marzo. Y, si puede ser en enero, mejor todavía. Nos acaban de entregar 13 trenes homologados, en parte para Asturias y para Galicia, pero habrá más. Esos los podríamos poner ya a funcionar. En el primer trimestre lo harán con toda seguridad".

El mismo ministro, el 5 de enero, en vísperas de Reyes, en Galicia: "Talgo está en la fase final de pruebas de los trenes, depende sobre todo de Talgo que esto se cumpla. Si todo va sobre lo que tenemos previsto el 1 de marzo empezaremos a vender los billetes, tanto en Galicia como en Asturias".

Fuentes de su departamento, ayer, tras conocerse el nuevo chasco: "No es posible fijar una fecha definitiva de inicio del servicio". El fiasco de los Avril, cuya llegada fue ayer aplazada de forma indefinida hasta nuevo aviso, es la historia de una retahíla de fechas y promesas que para la agenda asturiana ha acabado en amplia decepción, indignación en la oposición y en el empresariado y cautela en el Gobierno regional a falta de conocer más detalles.

Desde la apertura de la Variante de Pajares fue el ministro Óscar Puente el único que dio plazos, aunque siempre puso la condición de que los trabajos técnicos funcionasen. Realmente, solo hubo uno concreto: el de la venta de los billetes, que deberían estar hoy, 1 de marzo, en las taquillas de las estaciones asturianos. El Ministro y Renfe apuntan desde ayer a Talgo, pero hace pocas semanas, en Oviedo, Puente se reafirmó que los Avril estarían funcionando en el primer trimestre. Ahí, en cambio, ofreció por primera vez un matiz. "Día arriba, día abajo", indicó. Tras esa última frase, que volvió a decir en Madrid, cuando dio explicaciones por el "caso Koldo", cumplir era ya muy difícil, porque Renfe vendía billetes de la oferta actual hasta el 31 de marzo. Ayer se amplió hasta el 30 de abril.

El Principado ve el fiasco como un espectador, pendiente de noticias del Ministerio, pero el nuevo retraso supone un jarro de agua fría. Muchas de las intervenciones de Adrián Barbón, desde la apertura de la Variante, tenían los Avril como protagonistas, llamados a ser los trenes para transitar por "la década del cambio", lema del Presidente. De momento los convoyes se quedan atrapados en el túnel del tiempo. En la Feria Internacional de Turismo, por ejemplo, fueron el tema estrella, como sacaba a relucir prácticamente cada miembro del Gobierno regional. En aquella semana tan intensa, en Madrid, fue Gimena Llamedo, vicepresidenta, la que alzó la voz y anunció que habría 200.000 billetes a precio reducido. "En unas semanas daremos más pasos con los Avril", aseguró. Después se firmaron varios convenios de cara a la nueva oferta de trenes, hubo apretones de manos, fotografías, comunicados y abrazos. De momento, todo queda en papel mojado, como mínimo hasta mayo.

Llega a Asturias el primer AVE de bajo coste

Renfe

El Principado se situó ayer en un segundo plano de todo este fiasco, utilizando además una inusual política de reacciones. Adrián Barbón, que estaba en Madrid y se reunió con María Jesús Montero, vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, habló de la temática ferroviaria, pero sin hacer referencia al nuevo retraso.

"Cuando hablé de la década de cambio siempre dije que se inició con la Variante. He venido en tren a estas reuniones (las que tuvo en Madrid), han sido muchos los viajeros que me pedían fotos e incluso me tocó negociar una visita al Congreso de un grupo de vecinas de Tineo, que querían visitarlo y no podían y las puse en contacto con un diputado", explicó. "La Variante ha cambiado todo por completo. Hoy (por ayer) llegué en tres horas y veinte minutos y mañana (por hoy), cuando regrese, también. Además, muy pronto entrarán todas las mercancías por la Variante, lo que supone un ahorro de dos tercios en los costes", dijo Barbón. Luego, sobre los Avril, se limitó a decir que espera que "lleguen pronto".

Alejandro Calvo, consejero de Fomento, fue miembro del Gobierno que analizó de lleno el fiasco ferroviario, tras haber hablado con el Presidente. Y exigió saber concretamente el motivo de los nuevos retrasos.

La Unión de Consumidores, contra el plan de Cercanías: "Será un calvario"

Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores de Asturias, cargó ayer contra el plan de cercanías, que según aseguró no solucionará los problema de conectividad: "Será un calvario para los usuarios", dijo Dacio, haciendo referencia a las obras pendientes. A su vez, también pidió a Ovidio Zapico, consejero de IU, que lidere la petición de un enlace con el aeropuerto: "Fue su promesa electoral", recordó.

Suscríbete para seguir leyendo