23 de mayo de 2008
23.05.2008
 

Una paciente del Hospital de Avilés logra salir a la calle en bata y con andador

23.05.2008 | 02:00

E. C.

Una paciente del Hospital de Avilés inició ayer por la mañana una curiosa excursión sin permiso que fue truncada a medio camino, cuando bajaba a buen paso el último tramo de la calle Cabruñana apoyada en su taca-taca y su bastón. Según testigos de los hechos, la mujer, de avanzada edad, iba vestida con pijama y camisola, y de alguna forma pudo escabullirse del centro hospitalario en el momento en el que tenía que desplazarse dentro del recinto con el fin de acudir a su sesión de gimnasia matutina. Su fuga se produjo en torno a las nueve de la mañana, y diez minutos después fue detenida y devuelta al Hospital.


El objetivo de la señora, según afirmó ella misma a personas que la sorprendieron en la calle, y con las que conversó, era llegar a la plaza de abastos, para hacer la compra, lo que evidencia una desorientación en su comportamiento. Finalmente, la mujer no consiguió su propósito, ya que fue devuelta de nuevo al hospital de Caridad, pese a su insistencia de continuar su camino hacia la plaza Hermanos Orbón. La paciente quedó de nuevo ingresada en el centro hospitalario avilesino, sin mayores incidentes ni complicaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook