13 de abril de 2014
13.04.2014
40 Años
40 Años
XXXVII Semana de Música Religiosa

Voces blancas para la despedida

El coro "Aurum" de Luanco ofrece en la iglesia de los Padres un concierto que incluye piezas del Renacimiento y polifonía actual

13.04.2014 | 01:22
Voces blancas para la despedida

La Semana de Música Religiosa de Avilés despide su XXXVII edición con las voces blancas del coro "Aurum" de Luanco. La agrupación, que forma parte del afamado "León de Oro", ofrece hoy, Domingo de Ramos, el concierto de clausura del ciclo en la iglesia de los Padres Franciscanos. El comienzo del mismo está previsto para las 13.45 o 14.00 horas, una vez haya finalizado la procesión de La Borriquilla y la misa que tendrá lugar seguidamente en el templo de la plaza de Carlos Lobo.

Esta formación musical está compuesta exclusivamente por voces femeninas jóvenes. Nació hace sólo dos años pero desde su debut en el mes de mayo de 2012 en Gijón ha desarrollado una intensa actividad que le ha permitido posicionarse como uno de los coros femeninos de referencia en el ámbito nacional y europeo. De hecho, su participación en el concurso polifónico Guido d'Arezzo (Italia) del año 2012 le supuso la obtención de tres galardones: primer premio en la categoría de Música del Renacimiento, segundo premio en la categoría de Folklore, y premio especial del Jurado al mejor director: Elena Rosso.

Para su presentación en la Semana de Música Religiosa, "Aurum" ha elegido un programa que combina obras del Renacimiento compuestas por Tomás Luis de la Victoria (un referente de la polifonía española) y Jacobus Gallus, con piezas actuales: de Julio Domínguez, Eva Ugalde, Javier Busto, Eriks Esenvalds o Javier Fajardo. Asimismo, interpretará una obra de Brahms.

"Aurum" fue fundado por Elena Rosso, directora a su vez de la formación y vinculada al "León de Oro" desde sus inicios. Es titulada superior en piano y música de cámara, además de profesora de piano y coro en la Escuela Municipal de Música de Carreño.

Con la actuación de "Aurum", la Semana de Música Religiosa de Avilés clausura una edición que inauguró el lunes, día 7, el organista Rubén Díez García con un concierto en el órgano positivo de Santo Tomás de Cantorbery. El sacerdote praviano le entregó el testigo musical al violonchelista Javier Romero Aranda, que interpretó en la iglesia de los Padres Franciscanos tres de las suites de Bach. Por su parte, el jueves, el ciclo acogió el al cuarteto Orbón de clarinetes y, el viernes, recibió con honores a la Escolanía de Covadonga y al abad del santuario, José Antonio González Montoto, que presidió la misa cantada que abarrotó el templo de Sabugo. Ayer, el protagonismo recayó sobre el coro y la orquesta Julián Orbón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine