Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevos horizontes para el acero

Arcelor impulsa un proyecto de I+D para hacer hoteles con módulos prefabricados

El Niemeyer será el escaparate mundial de un prototipo que revoluciona las técnicas constructivas y que en un futuro usará piezas impresas en 3D

Una visión idealizada de la construcción del hotel modular que promueve la cadena Marriott en Nueva York.

Una visión idealizada de la construcción del hotel modular que promueve la cadena Marriott en Nueva York. DANNY FORSTER & ARCHITECTURE

Hoteles que se levantan como legos (el popular juego de construcción con piezas combinables) y en los que la fabricación aditiva -la que hace posible la tecnología de impresión en tres dimensiones- tendrá un papel protagonista. Este es uno de los proyectos en los que trabajan los investigadores del complejo de I+D de ArcelorMittal y que verá la luz en los próximos días. El centro de investigación de la multinacional siderúrgica lidera un consorcio del que forman parte centros tecnológicos y varias empresas, entre ellas la compañía francesa Saint-Gobain, y que trabaja en el lanzamiento de habitaciones modulares de hotel. La puesta de largo del proyecto, fruto de la colaboración de centros de investigación de varias compañías, es inminente.

Está previsto que el prototipo de hotel modular se presente a principios de 2020 en el Centro Niemeyer. El centro cultural de la ría será así el escaparate mundial de las novedosas habitaciones de hotel fabricadas en acero y ensambladas como si fueran tetris. El prototipo se expondrá a continuación en otras ciudades. El consorcio tiene su base en Avilés y sus integrantes bautizaron el proyecto como "Room 23", aunque está por definir el nombre comercial definitivo de la criatura.

ArcelorMittal da así un paso más en el innovador sistema de fabricación "b-home", pensado para la construcción de viviendas y oficinas modulares realizadas en acero, un proyecto fruto de la alianza entre la siderúrgica y el estudio de arquitectura madrileño Baragaño que echó a andar hace un lustro. Las "b-home" son edificaciones formadas por una serie de módulos de acero fabricados en un taller. Una vez concluidos se transportan hasta el lugar donde quedarán instalados formando la vivienda u oficina. Este método facilita notablemente la construcción, genera menos residuos que los sistemas tradicionales de edificación e incrementa la seguridad del personal que participa en los trabajos de montaje.

Una tecnología en auge

Ese modelo se extiende ahora a los hoteles prefabricados modulares, la última vanguardia en la construcción de los hoteles de lujo dado su respeto al medio ambiente y su bajo impacto ambiental. Este tipo de construcción reduce los tiempos de la obra, rebaja los costes y abre un amplio abanico de posibilidades en cuento a diseño. La compañía hotelera más grande del mundo, Marriott International Inc., promueve desde hace meses en el barrio Chelsea de Manhattan (Nueva York) la construcción del hotel modular más alto del mundo, con 26 plantas y 168 habitaciones. Está previsto que abra a los huéspedes a finales del año que viene.

En ese mismo sector trabaja el consorcio con base en Avilés, un proyecto de I+D de habitaciones modulares de hotel que incluyen desde la estructura de acero hasta los sanitarios. En el caso del ambicioso plan que se expondrá próximamente en Avilés incorpora la utilización de la impresión aditiva en la fabricación, con miras ya a fases futuras.

Las habitaciones de hotel en las que se trabaja desde Asturias, en red con varios centros de investigación, son el germen de los alojamientos turísticos del futuro. Y su primer prototipo se expondrá, salvo cambios de última hora, en el Centro Niemeyer. Tecnologías concebidas en los departamentos de I+D de varias empresas convergerán en una misma habitación.

Compartir el artículo

stats