Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reparto de 250.000 kilos de cupo extra de merluza alivia a la flota del “pincho”

Los pescadores acogen con indiferencia la concesión de 56 toneladas más de xarda dado el mal desarrollo de la costera, pobre de capturas

Descarga de xarda en la rula de Avilés

Descarga de xarda en la rula de Avilés Lne

La flota pesquera asturiana figura entre las beneficiadas por sendos repartos de cupos de captura de dos especies –la merluza y la xarda (caballa)– de las que dependen altos porcentajes de los ingresos anuales del sector. En el caso de la merluza, aumentan las posibilidades de pesca para todo el Cantábrico y zona Noroeste peninsular en 250.000 kilos; para la xarda, la ganancia de cuota de capturas es de 56 toneladas.

Pese a que un aumento de los cupos de pesca siempre es una buena noticia para la flota, la acogida que han tenido estas dos comunicaciones ministeriales ha sido dispar: satisfacción sin reparos en el caso de la merluza e indiferencia con la xarda. La razón de tan diferentes reacciones tiene que ver con que la costera de la xarda, en pleno desarrollo estos días, está siendo mucho más pobre de lo esperado; las capturas se resisten y los pescadores dudan que puedan beneficiarse de un aumento de cupo que, aún modesto, otros años había sido recibido con regocijo.

La puesta a disposición de las flotas que pescan merluza en aguas del Cantábrico de 250 toneladas extras es consecuencia de un acuerdo al que se ha llegado con Portugal para realizar un intercambio de cuotas de captura de especies (“swap” en el argot pesquero). El país vecino cede a España los citados 250.000 kilos de merluza y, a cambio, recibirá 100 toneladas de pes espada.

Como novedad, y para contento de la flota asturiana, la Secretaría General de Pesca ha decidido repartir las 250 toneladas de merluza obtenidas vía “swap” con un criterio novedoso y especialmente beneficioso para los barcos que utilizan las artes más selectivas, como los palangreros de fondo o “pincheros”, que pescan con anzuelos. Estas embarcaciones, al igual que las que utilizan arte de volanta (enmalle rectangular fijado al fondo mediante plomos y dotado de flotadores en la parte superior para mantener la red en posición vertical), recibirán la parte proporcional que les corresponda de 100 toneladas del total y, además, otras 150 toneladas de forma específica.

En la resolución que da a conocer el reparto extra de cupo de merluza, Pesca razona que el hecho de favorecer en mayor medida a los sectores de palangre de fondo y volanta es consecuencia de que ambos sectores son los más deficitarios en disponibilidad de cuota de capturas de merluza, lo cual se refleja en el alto porcentaje de cupo que llevan gastado ya este año pese a que solo han transcurrido cuatro meses. Es decir, el Ministerio se muestra receptivo al argumento muchas veces invocado por los pescadores asturianos de que debe tenerse en cuenta a la hora de repartir los cupos la dependencia social y económica de cada sector de flota en relación a cada especie considerada. Tanto el director general de Pesca del Principado, Francisco González, como el presiden de la Federación de Cofradías de Pescadores, Adolfo García Méndez, celebraron la iniciativa ministerial, si bien el segundo destacó que “el gesto es positivo, pero los kilos de merluza repartidos son insuficientes para las necesidades de nuestros barcos”.

La xarda no remonta

En cuanto al reparto extra de cupo de xarda, la razón del mismo es asignar los últimos kilos disponibles de la cuota global concedida este año a España por la UE, y que se fue liberando paulatinamente debido a las negociaciones que mantuvieron abiertas con Reino Unido a cuento del Brexit. Se trata, según Francisco González, de 56 toneladas más de caballa a las que tendrá acceso la flota compuesta por barcos no pertenecientes a los censos de arrastre y cerco.

Esta cuota extra hubiera sido motivo de alegría cualquier otro año precedente, pero en esta ocasión no hay celebración porque la costera de xarda va floja, como ha venido informado este diario. Las capturas están muy lejos de las previsiones que hacían los pescadores y la razón es que el pescado tiene un comportamiento inusualmente errático.

Compartir el artículo

stats