Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Cámaras de Asturias se involucran en la captación de empresas para Avilés

El posicionamiento en energías renovables y la I+D serán los principales argumentos de la alianza cameral en su busca de “compañías tractoras”

élix Baragaño, presidente de la Cámara de Gijón; Belarmino Feito, expresidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE); Luis Noguera, presidente de la Cámara de Avilés, y Carlos Paniceres, presidente de la Cámara de Oviedo, en un pasado acto en el que coincidieron.

élix Baragaño, presidente de la Cámara de Gijón; Belarmino Feito, expresidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE); Luis Noguera, presidente de la Cámara de Avilés, y Carlos Paniceres, presidente de la Cámara de Oviedo, en un pasado acto en el que coincidieron. Juan Plaza

Las Cámaras de Comercio de Asturias planean convertir Avilés en un “polo de innovación y energías renovables”, en el marco de su estrategia para captar inversiones y talento para la región. La Manzana del Acero y la red de centros de I+D que se ha tejido a su alrededor se convierten así en el gran referente con el que se intentará atraer grandes empresas y nuevos centros de investigación, desarrollo e innovación que sirvan de motor y como agentes tractores para incorporar al proceso también a pequeñas y medianas empresas.

“La idea de las Cámaras es engrandecer Asturias, y para eso lo prioritario es la actividad económica. Es necesario buscar fórmulas para ser lo más eficaces posible y apalancarnos en lo que es más exitoso”, explicó en declaraciones a este diario Luis Noguera, presidente de la Cámara de Comercio de Avilés.

Es en este marco en el que las Cámaras de Asturias han elaborado un documento de trabajo con cinco estrategias y otras tantas acciones para impulsarlas, con el objetivo esencial de favorecer el crecimiento del producto interior bruto (PIB) de la región entre un 25 y un 30 por ciento desde ahora y hasta 2030.

Este plan de trabajo identifica tres actividades o polos de especialización: el de la innovación y las energías renovables en Avilés, el biosanitario en Oviedo, y el tecnológico en Gijón. “Las grandes empresas asentadas en Avilés con sus propios centros de I+D+i, la Manzana del Acero con ArcelorMittal como gran referente mundial, el centro de empresas La Curtidora, los suelos que se liberarán en los terrenos de las baterías de coque y la Isla de la Innovación tienen que conformar un ecosistema que sirva de atracción para otras compañías. Ese es el objetivo y las cámaras queremos aportar nuestro grano de arena para hacerlo realidad”, señaló el presidente cameral avilesino.

“Las pymes carecen de tamaño y de recursos propios para afrontar un reto de estas características”

Luis Noguera - Presidente de la Cámara de Comercio de Avilés

decoration

Una de las mayores preocupaciones, explicó Noguera, es cómo incorporar a las pequeñas y medianas empresas en todo ese ecosistema innovador: “Carecen de tamaño y de recursos propios para afrontar un reto de estas características”. De ahí que las Cámaras asturianas busquen la colaboración e implicación de las grandes empresas y de los centros tecnológicos. “Son ellas las que tiene que hacer de tractoras”, remarcó.

Las Cámaras de Comercio de Asturias y una treintena de empresas señeras de la región ha suscrito un acuerdo “para que nos sirva de palanca”, indicó Luis Noguera. Pero también es crucial en este proceso –o al menos así lo entienden las Cámaras– profundizar al máximo en la colaboración público-privada, tanto para atraer a nuevas firmas como para ayudar al crecimiento de las que ya están implantadas en la región.

El plan de trabajo cameral

Un ejemplo palpable del plan estratégico de las Cámaras de Comercio es el reciente anuncio de la implantación del centro tecnológico y logístico de Amazon en Siero, un logro gestionado por la oficina de captación de inversiones que han puesto en marcha los tres organismos camerales. La idea es conseguir atraer a la región a una empresa tractora al año durante la próxima década.

Las entidades camerales también abogan por reducir la burocracia y los largos procesos administrativos, y un primer paso fue la constitución en el Ayuntamiento de Oviedo de la denominada “Mesa grande de licencias”, que ha reducido los tiempos de espera en el servicio de licencias y urbanismo.

Otra área de trabajo es la formación, y en este caso el objetivo es implantar modelos que permitan la coordinación entre el aula y las necesidades empresariales. Una apuesta en la que también se busca la participación del Principado es la creación del Instituto Asturiano de la Mediación, para descargar de trabajo a los juzgados y “fomentar la cultura social del acuerdo”.

La quinta y última de las estrategias planteadas hasta ahora por las Cámaras es la de fomentar la cultura social empresarial en el Principado.

Este plan sitúa a Asturias como “el centro del norte peninsular, con la ‘asturmetrópoli’ como potente recurso de futuro y trabajando la especialización de los territorios”. Es ahí donde colocan a Avilés como polo de innovación y energías renovables.

En la misma línea estratégica, el pasado año 2019, la Cámara de Comercio de Avilés suscribió un convenio de colaboración con SEPI Desarrollo Empresarial (Sepides) con la intención de “impulsar y potenciar la actividad económica y el empleo de la comarca”. Aquel convenio lo firmaron Antonio Miguel Cervera Guerrero y Teresa Pastor Acosta, presidente y directora corporativa de Sepides, respectivamente, y Luis Noguera, presidente de la Cámara de Comercio de Avilés.

Compartir el artículo

stats